Estados Unidos: Dos presos hicieron un agujero en el techo del baño y se fugaron de una cárcel

Construyeron un hueco de 56 centímetros y huyeron. Están acusados de asesinato.

Dos presos sospechosos de asesinato se escaparon de la prisión de Salinas, en el estado norteamericano de California, a través de un hueco de 56 centímetros que hicieron ellos mismos en un baño. Santos Samuel Fonseca y Jonathan Salazar, de 20 años, agujerearon el techo y pasaron por el estrecho orificio.

Según explicaron fuentes policiales del condado de Monterrey, en California, los reclusos esquivaron la vigilancia de los guardias de seguridad y realizaron el pequeño agujero en el techo de uno de los baños. A continuación, pasaron por un estrecho espacio lleno de tuberías, hasta que encontraron una ventana por la que pudieron salir. Ambos están a la espera de juicio, acusados de asesinato, después de haber negado su implicación en los hechos.

Los detenidos cortaron un lámina de metal y una rejilla para hacer un agujero, luego treparon por el techo y bajaron por una escotilla que lleva a una puerta trasera, dijo John Thornburg, vocero de la oficina de la policía en conferencia de prensa.

Según los informes, ambos hombres son hispanos y miden 1.69 m. Fonseca pesa 68 kilos y Salazar, 77. Los dos tienen pelo negro y ojos marrones, Salazar tiene la letra «P» tatuada en su cara, debajo de su ojo derecho.

Ambos habían estado bajo custodia desde 2018 y la policía local aseguró que “deberían considerarse armados y peligrosos”.Las autoridades ofrecen una recompensa de 5.000 dólares por la captura de los fugitivos (Fuente: La Vanguardia).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.