“Es irracional desde el punto de vista que uno lo mire” afirman productores preocupados por restricción en fumigaciones

0
188

Tal como informamos en este sitio digital, luego de una asamblea realizada en Crespo, productores agropecuarios concretaron este jueves una protesta en Paraná, frente a los Tribunales, donde expresaron su malestar por el fallo del Superior Tribunal de Justicia, que dejó en firme la prohibición de realizar todo tipo de aplicaciones de fitosanitarios, a 1.000 metros (vía terrestre) y 3.000 m. (aéreas) de escuelas rurales de la provincia, lo que dejaría improductivas a más de 300.000 hectáreas. Cuatro productores afectados por esta medida, Fabio Schneider, Guillermo Welsch, Hugo Heinze y Nelson Regner, visitaron esta semana el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, donde expresaron su posición.

“En la zona de Colonia Merou teníamos un privilegio que hoy nos condena, porque en una jurisdicción chica, contamos con 3 escuelas, la N° 150 ‘Esteban Echeverría’, la N° 57 ‘Juan Chassaing’, donde funciona también el nivel secundario y una tercera, que es la N° 186 ‘Ensenadita’, que no tiene actividad, que hace años es tapera, pero que también está incorporada como escuela rural, por lo que en sus alrededores, a pesar de que no van chicos a estudiar, no se puede fumigar” expresó Schneider. “Hay que preguntarle al gremio AGMER, que le pasó ese dato al Foro Ecologista… Ellos hablan de 1.000 escuelas rurales, pero están incluidas las que hoy son tapera, como en ese caso. Es irracional desde el punto de vista que uno lo mire. Uno se pregunta si los jueces no tienen criterio de buscar información y fallan cualquier cosa afectando a personas, no somos un número o una estadística” acotó.

– ¿Hay más escuelas abandonadas donde no se puede sembrar en sus alrededores?

– (Schneider) Si uno mira un mapa del departamento Paraná y ve las escuelas, hay una al lado de la otra, entre las que están aquellas que no tienen actividad, que están abandonadas, pero que igual entran en la “volteada”. Sumando todo, es impresionante la cantidad de zonas en las que no se pueden usar productos, no solamente glifosato, que ahora pasó a un segundo plano, no se puede hacer ninguna aplicación. Tengo tambo al lado de la escuela, es decir, no tengo nada que ver con la soja y estoy inhabilitado para hacer las aplicaciones normales para esa actividad. Si se consulta hoy a cualquier cooperativa o empresa relacionada que brinda este servicio (aplicaciones) en el campo, lo primero que nos preguntan es a cuántos metros estamos de la escuela y después van a verificar con GPS. Y si está dentro del radio de los 1.000 metros, no lo hacen, porque la ley los inhabilita. Si hay aplicación en esa zona es un delito penal con hasta 3 años de cárcel. Sabemos que en Argentina ningún delito es de cárcel efectiva, pero lo van a detener y queda el antecedente…

– (Welsch) En mi caso estoy afectado directamente, porque tenemos un campo con mi hermano y mi padre, enfrente de la escuela. Es un lote de 75 has. y con esta prohibición, están afectadas unas 50 has., que no se podrían estar pulverizando, que necesitamos hacerlo para cuidar las pasturas, porque tenemos tambo. No se puede fumigar, que es indispensable…

– (Heinze) Nosotros vivimos alrededor de la escuela. Nací y trabajé con mi padre en ese lugar, tengo 28 has, mi actividad era el tambo, ahora ganadería y agricultura. Tendré que dejar de producir si se confirma esta ley. Nos atan las manos… Esperábamos sembrar trigo, ya tendríamos que estar haciendo el tratamiento y no se puede. Para hacer una pastura, lo mismo… No podemos volver 50 años atrás como los ecologistas pretenden, que se haga la agricultura como antes…

– El reclamo permanente desde los sectores ambientalistas es que el glifosato genera cáncer…

– (Heinze) La gente se enferma, pero no por las fumigaciones. Se fumiga prácticamente al lado de las casas, se pasa por al lado de los galpones y no pasa nada. Esta resolución me afecta el 100% del campo, más lo que estoy alquilando, que es otro problema, para la gente que lo trabaja, porque es su medio de vida. Uno no puede producir y a los impuestos por los campos hay que pagarlos sí o sí…

– (Regner) Tengo el problema que quiero hacer trigo, pero no puedo fumigar, así que se atrasa todo…

– (Schneider) Me afecta el 100% de mi propiedad, tengo 18 has. propias y un campo que alquilo también… Son medidas irresponsables. Quien tomó esta decisión, pasó por encima de nuestros derechos como ciudadanos, no consultaron a nadie, sé que los jueces son gente que toman decisiones, se creen que están en otro nivel social, pero acá están afectando a gente de carne y hueso que tenemos los mismos derechos de vivir y trabajar como ellos y como cualquier ciudadano, porque hacemos las cosas dentro de la ley. Tenemos notas de directoras de las escuelas de la zona, afirmando que hasta el día de hoy no han tenido nunca un inconveniente con los vecinos. Esas notas fueron entregadas a la Secretaría de la Producción y a la Fiscalía de Estado. A su vez, al director del hospital de Crespo, Dr. César Muro, le pedimos si tenía una base estadística en el hospital, para ver si hubo casos de intoxicación. Nosotros buscamos esa información, pero a eso, lo tendrían que haber hecho los jueces antes de tomar esa resolución. Hasta el día de hoy, en el hospital de Crespo, no hubo casos comprobados, que alguien haya tenido un cáncer o problema relacionado con los agroquímicos. Hoy ni la justicia ni los ambientalistas toman esas estadísticas, cuestionan todo, para ellos todo es negativo, todo es malo, así, es muy difícil sentarse en una mesa y dialogar con gente que son totalitaristas. Tienen una postura y no les importa el que está enfrente. No es para defender el glifosato, pero un artículo de la Organización Mundial de la Salud, en los años ’90, expresa que para hacer un control de especies invasoras en las Islas Galápagos, se buscó un herbicida para no dañar al medio ambiente y usaron el glifosato. Acá aplicamos lo que SENASA nos aprueba. Ningún negocio de Crespo que vende productos relacionados al agro vende un producto ilegal y el productor los aplica como dice el ingeniero agrónomo…

– Esta semana hubo una movilización a Paraná…

– (Schneider) Nosotros vamos a seguir luchando. El lunes por la noche hubo una reunión masiva en Crespo, vinieron productores de Gualeguaychú, Villa Elisa… Se hizo una invitación a los legisladores de la provincia y solamente estuvieron de Cambiemos. Lo que me duele es que del oficialismo no vino ningún representante, porque era una reunión para ver qué se puede hacer para seguir trabajando dentro de la ley. Esto trasciende a todo nivel social y político. Entre los productores hay gente de diferentes ideologías políticas y estamos unidos. Están logrando algo que desde el 2008 a la fecha no se había logrado, que es la unión de la gente de campo y con eso, vamos a salir adelante. Estamos luchando por nuestros hijos, por nosotros, queremos que nos dejen trabajar dentro de la ley…

– (Heinze) Somos gente de trabajo y no tenemos tiempo para ir a sentarnos en la plaza con carteles, como sé que lo hacen los ambientalistas, que están todas las semanas ahí…

– (Schneider) El gobernador quiere sacar ahora otro decreto, pero al otro día, los ambientalistas se levantarán de vuelta con mal humor, volverán a atacarlo y otra vez habrá un juez que se les ocurrirá fallar cualquier disparate y volvemos al mismo problema. Esto no es para una curita, se necesita una cirugía mayor.

– (Welsch) Esperemos que se tomen las medidas correspondientes… Hoy tenemos las máquinas para que todo se pueda aplicar con corrección, pero los ambientalistas hablan desde el desconocimiento. Hoy se maneja todo satelitalmente, la precisión que hay para las aplicaciones, es única.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here