Enzo Francescoli visitó Paraná

0
0

o_1360641985Enzo Francescoli, el ex delantero de River Plate, estuvo en la cena organizada por la filial que el Millonario posee en la capital entrerriana. Con la humildad que siempre lo caracterizó, el uruguayo firmó autógrafos y se sacó fotos con los concurrentes. En el salón del colegio Don Bosco hubo aproximadamente 1.100 personas.

Miles de sensaciones se mezclaron en la calurosa noche del domingo pasado. Alegría, emoción, satisfacción o incredulidad por ver al ídolo tan cerca era lo que sentían los hinchas de River que estaban en el salón polifuncional del colegio Don Bosco. Todos ellos explotaron en una tremenda ovación cuando vieron que uno de los máximos exponentes de la historia millonaria atravesó el portón de ingreso ante una lluvia de papelitos y llegar al recinto. Enzo Francescoli estaba junto a su gente, aquella que lo respeta, admira y quiere tanto.

A pesar de que ya pasaron 15 años del retiro profesional del ex delantero uruguayo, la pasión que despierta en el pueblo riverplatense continúa intacta. Por esto, cuando se supo que el Príncipe iba a venir a la cena organizada por la filial que el club de Núñez posee en Paraná, las expectativas y la ansiedad eran casi tan enormes como el amor recíproco que hay entre Francescoli y los hinchas. Todo eso se traslució en las banderas, camisetas y globos rojiblancos que adornaron el lugar para agasajar a quien fuera una de las estrellas de una época gloriosa de la institución.

Y al grito del “Olé olé olé, Enzo Enzo” y del “Uruguayo, uruguayo” los fanáticos acompañaron el ingreso del ex futbolista, quien respondía con saludos y una enorme sonrisa de satisfacción por el cariño de la gente. De a poco el ánimo se fue aplacando para poder disfrutar de la cena mientras los flashes de las cámaras fotográficas encandilaban al atril principal donde se situaba el homenajeado.

La comida pasó y fue el momento de realizar los primeros sorteos de los distintos premios que estaban en juego. Los beneficiados por el azar se mostraron felices por los regalos, pero más aún por la posibilidad de poder subirse a la tarima donde podrían abrazar y sacarse una foto con el ídolo.

Después fue el turno de que Enzo caminara por todo lo largo y ancho del recinto para que las personas ubicadas en las diferentes mesas pudieran tener su recuerdo con él. Allí algunos de los concurrentes no se pudieron contener y se abalanzaron sobre el uruguayo (quien luego de haber terminado su recorrido debió retirarse ya que se le bajó la presión) a pesar del pedido de calma por parte de los organizadores, aunque éste continuó caminando con muy buen humor.

Para finalizar, se produjo el ingreso de bombos, paraguas y banderas con las que los fanáticos cantaron haciéndole el aguante al equipo que dirige Ramón Díaz y recordando a su archirrival, Boca Juniors.

El Diario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here