¿En qué ayudaron o perjudicaron las últimas lluvias para el sector rural?

0
23

Las precipitaciones registradas en la zona, superiores a los 200 mm. en las últimas 2 semanas, impactaron positivamente en la mayoría de los casos en el aspecto productivo. El Ing. Ricardo De Carli (INTA Crespo), explicó que en estas épocas de temperaturas elevadas, “toda lluvia es bienvenida” y en ese marco destacó que “para el maíz, que se sembró mucho en esta campaña y que está en el comienzo de la floración, fueron muy positivas. Ahora para el trigo, que tenemos prácticamente casi la mitad de la cosecha levantada, para los lotes ya maduros, este tipo de eventos empieza a producir pérdidas de calidad y peso, lo que irá variando, según cómo seguirá el clima. Por el momento, lo que se cosechó tiene calidad y buenos rendimientos. Las condiciones climáticas que tuvimos durante octubre, con tiempo fresco y días de sol, hicieron que el trigo mantenga esa condición”.

El profesional también remarcó que estas precipitaciones, “vienen bien para tener el perfil de humedad necesario para la soja, que se está implantando y además, para los cultivos forrajeros, que es la época que se producen las reservas, de modo que es agua oportuna la que cayó. Por lo tanto, a excepción de algunos trigos, el resto se beneficia y lo positivo es que no hubo tormentas ni daños por granizo en la región”.  

En diálogo con Canal 6 ERTV, De Carli acotó que las perspectivas para el sector son positivas y aclaró que “las dificultades pasan más por lo económico y el endeudamiento luego del fracaso de la cosecha gruesa del año pasado, así que es auspicioso que tengamos buenos cultivos, para que haya una recuperación de los productores”.