En noviembre se realizará la 20ª edición del campamento para niños diabéticos

0
1

diabeticosTaller de alimentación, juego, actividad física moderada e intensa, son el marco para el vigésimo campamento para niños y niñas entrerrianos con diabetes tipo 1 que se realizará en las termas de María Grande los días 14 y 15 de noviembre. Durante un encuentro con el ministro de Salud, Hugo Cettour, desde el servicio de Endocrinología, Diabetes y Nutrición del Hospital Materno Infantil San Roque destacaron el impacto positivo de esta actividad como espacio de aprendizaje e intercambio.

El servicio de Endocrinología, Diabetes y Nutrición del Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná organiza, desde hace 20 años, el campamento para niños entrerrianos con diabetes tipo 1. Este año, la jornada se desarrollará, los días 14 y 15 de noviembre, en las termas de María Grande. La fecha coincide con la conmemoración del Día Mundial de la Diabetes.

Ante la proximidad de la conmemoración, el ministro de Salud, Hugo Cettour, recibió en su despacho a la jefa del servicio de Endocrinología, Diabetes y Nutrición del Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná, Ángela Figueroa Sobrero, junto a parte del equipo que la acompaña: las médicas Silvia Pancita y Ana Laura García; la nutricionista Andrea Malleville y la profesora de Educación Física, Alejandra Pérez.

El servicio es centro de derivación y atiende a los niños y niñas con diabetes tipo 1 desde el nacimiento y hasta los 15 años. “Todos los años hacemos talleres y como culminación de la educación diabetológica, desde hace 20 años, hacemos el campamento”, refirió Figueroa Sobrero.

La propuesta convoca a unos 40 niños y adolescentes entrerrianos. “A los chicos les encanta, ven a otros chicos iguales que ellos que se controlan la glucemia en sangre mediante punciones, se alimentan restringiendo la ingesta de hidratos de carbono, hacen actividad física y también talleres, juegos y búsqueda del tesoro”, amplió y destacó que “tiene un impacto altamente positivo”.

Por su parte, la profesora de Educación Física, Alejandra Pérez, destacó que “el campamento tiene un esquema de organización que responde a parámetros internacionales y se sabe que dan mucho resultado”. Asimismo indicó que “el acento está puesto en los talleres nutricionales y nunca hay momentos de charlas estáticas, sino que todo se hace dentro de un marco lúdico, a través del juego se aprende”.

Actividades anuales: Respecto de los talleres realizados durante todo el año, la especialista destacó que “el conteo de los hidratos de carbono es una herramienta fundamental para el tratamiento de la insulinoterapia intensificada”. En este sentido, entrenan a los niños y adolescentes en las técnicas de punción y control glucémico. Primordialmente trabajan con los chicos que ingresan a la terapia intensiva, dando origen a un entrenamiento intensivo en los conocimientos básicos, a través del equipo del servicio y las prestaciones en nutrición, psicología, enfermería y examen médico.