En los últimos 12 meses, los jubilados perdieron 13,1% de poder adquisitivo

0
24

Recién en noviembre, si la inflación se mantiene a la baja, podrían empatar con la suba de precios.

A julio, las jubilaciones y pensiones registraron “una pérdida del poder adquisitivo del 8% respecto a igual mes del año pasado, dando lugar a una contracción interanual del 13,1% en el acumulado de los últimos 12 meses. No obstante, junio y julio presentan un recorte en la reducción registrada en los meses anteriores”.

Los cálculos son oficiales, de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC). En base a la ejecución presupuestaria de julio, el Informe señala que, en términos reales, las partidas de jubilaciones y pensiones cayeron el 7,4% interanual.

Este año, con el incremento del 12,2% en septiembre, sumado al 11,8% de marzo y al 10,7% de junio, el aumento de los haberes entre los primeros 9 y 11 meses (a noviembre) de este año será del 38,8%. Con una inflación interanual en torno 40%, en los 12 meses a noviembre próximos, habría un empate entre haberes y suba de los precios. En diciembre, con el siguiente ajuste trimestral, las jubilaciones superarían la inflación punta a punta proyectada del año, pero aun así, con relación al inicio del cambio de movilidad, se ubicarían un 10% abajo.

En tanto desde que se aplicó la nueva ley de movilidad –en septiembre de 2017-, a julio pasado la pérdida previsional es del 19%.Y con el aumento del 12,2% de los haberes en septiembre, previendo una inflación del 2,2% mensual hasta ese mes, en 2 años – punta a punta- el deterioro de las prestaciones de jubilación y pensión será del 13,1%.

En esos 2 años, los haberes jubilatorios habrán acumulado un incremento del 78,5% frente a una inflación del 105,3%. Así se calcula que la pérdida acumulada actualizada desde el cambio de fórmula para los haberes mínimos suma unos $ 35.000 por jubilado.

En el empalme con la anterior fórmula, de ajuste semestral, la nueva fórmula se “salteó” un trimestre: debió aplicarse en diciembre y recién se otorgó en marzo. Así en marzo de 2018, en lugar de darse el aumento semestral de julio-diciembre, estimado del 14,5%, se otorgó el aumento de la nueva fórmula de julio a septiembre de 2016, que arrojó un 5,71%.

A su vez, el reajuste en lugar de aplicarse con un desfase de tres meses, se efectiviza con un retraso de seis meses que, en un escenario de alta y creciente inflación, fue provocando una pérdida mensual continua que, con menor suba de los precios, se irá recortando. Pero “lo perdido, perdido está”.

Según ANSeS, la “movilidad” engloba a más de 18 millones de personas: 6,9 millones son jubilaciones y pensiones, 1,7 millón de Pensiones No Contributivas y Pensiones Universales para el Adulto Mayor y alrededor de 9,4 millones de asignaciones por hijo (Fuente: Clarín).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here