En dólares, los insumos para el trigo tuvieron en la última década, aumentos muy superiores al que registró el valor del cereal

0
3

trigoMientras avanza la siembra de trigo en Argentina, la Subsecretaría de Agricultura de la Nación estima que se ocuparán unas 4.500.000 hectáreas para la campaña 2014/2015. El organismo oficial basa su pronóstico en las muy buenas condiciones de humedad inicial, las necesidades de rotación de los cultivos, perspectivas de precios y al irregular comportamiento de cultivos alternativos. Recordemos que en el período anterior (2013/2014), la superficie implantada según el MINAGRI fue de 3.650.000 has., lo que implica que en la actual campaña podría registrarse un aumento del 23%, aproximadamente.

Desde la Bolsa de Cereales de Rosario recuerdan que “luego de la traumática crisis del 2001, con la salida del plan de convertibilidad y la fuerte devaluación del peso argentino, en la campaña 2003/2004 los productores argentinos sembraron cerca de 6.000.000 has. con trigo y aquella campaña iba a generarle a Argentina una importantísima producción de este cereal, del orden de las 14.500.000 toneladas. Puede ser útil, entonces, efectuar una comparación sobre cómo eran los números del productor de trigo hace 11 años atrás y cómo son los actuales” remarcan desde la entidad cerealista y detallan que “procedimos a analizar el precio del trigo que, en mayo de 2003, esperaba obtener el productor al final de la campaña (enero 2004). Luego analizamos la información actual del mercado a fines de mayo y principios de junio, respecto de cuáles son los precios que se espera para la época de cosecha. En ese marco, puede observarse que el productor, en mayo de 2003 esperaba vender el trigo a U$S 102 la tonelada y en la actualidad, se encuentra con los siguientes precios esperados (al 2 de junio del corriente año): Mercado Físico de la Bolsa de Comercio de Rosario (Contrato Forward), con entrega en noviembre de 2014, U$S 200 y Contrato a Futuro-Enero 2015, MATBA, U$S 203 (tonelada)”.

También, la BCR evaluó las alícuotas de derechos de exportación que regían para el trigo en mayo de 2003 y la actual, como así también el tipo de cambio de referencia para el productor en esos meses, el cual surge de descontarle al nominal, los montos a pagar en concepto de retenciones. “El tipo de cambio de referencia era de $ 2,20 por U$S, en tanto que el actual es de $ 6,14. Del análisis realizado puede obtenerse que el precio en U$S que actualmente espera el productor para la venta del trigo a cosecha, prácticamente se ha duplicado respecto del que se esperaba en mayo de 2003, para el final de aquella campaña (pasó de U$S 102 a U$S 200 la tonelada), con un incremento interanual del 99%. Lo mismo sucede con el precio esperado en Chicago (al 30 de mayo de esos años), para los contratos de futuros de trigo con vencimiento en diciembre 2003 y 2013”.

La institución añade que “los insumos y costos analizados han registrado crecimientos en sus precios en dólares muy superiores al que registra el precio esperado en dólares, a cosecha para la tonelada de trigo. Con excepción del fosfato y la urea -cuyos precios se duplican de la misma forma que el precio esperado del trigo- el resto de los insumos y costos, registran aumentos superiores, en el orden del 122% al 175%, interanual, medidos en U$S. Es importante tener en cuenta que a este incremento se le agrega el aumento en la frecuencia de las aplicaciones de insumos y de la dosis por hectárea, debido a la complejidad biológica, en especial de malezas. Sumado a esto, la gran inestabilidad climática instalada en las últimas cuatro campañas expone al productor argentino a asumir un fuerte riesgo productivo año a año”.

Finalmente, la Bolsa marca que “la evolución del tipo de cambio de referencia es el que parece terminar ayudando a las cuentas del productor argentino en la actualidad. Como puede observarse, el que percibía el productor de trigo en mayo de 2003 era de $ 2,20 por U$S, en tanto que el actual, asciende a $ 6,14, con un incremento del 179%. Sin dudas que habrá que esperar a ver cuál es el tipo de cambio de referencia que regirá al momento de cosechar el trigo, pero el análisis actual permite intuir que esta mejora, resulta indispensable para equilibrar los fuertes aumentos en dólares que han tenido los insumos y los otros costos directos para la siembra”.