Elvio Guía (FAA) describió difícil situación del campo por inundaciones, infraestructura deteriorada y falta de seguro anti-riesgo

0
32

Visitó esta semana el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, el vicepresidente de la Federación Agraria Argentina, el dirigente entrerriano Elvio Guía, quien en diálogo con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador y conductor del programa “Grandes Reportajes” de Canal 6 ERTV, evaluó el presente del sector y expuso los problemas que los ruralistas necesitan resolver.

– Hay provincias que están con sus campos bajo agua por las lluvias e inundaciones. Se habla de pérdidas millonarias ¿Qué evalúa FAA?

– Se declaró en emergencia la zona norte de la provincia de Santa Fe, pero no alcanza. Se cuenta con solamente un fondo de $ 500.000.000 para todo el país. Estamos con un problema muy grave. El sector agropecuario viene aportando desde hace muchos años a una “Caja Sin Fondo” y cuando necesitamos de alguna ayuda de ese fondo que generamos, el recurso no está. Venimos pidiendo y gestionando además un seguro multi-riesgo…

– ¿Cómo está Entre Ríos?

– Hay zonas que están complicadas, pero no tanto todavía como otras provincias. Los problemas mayores que tenemos son de infraestructura y van a quedar hectáreas sin poder ser sembradas. Para evaluar los daños, habrá que ver cómo termina enero en lo climático y veremos si se pide la  “Emergencia” para algunas zonas, lo que es totalmente insuficiente, porque no se solucionan los problemas y menos aún, se pueden pagar las deudas…

– ¿Ayudó la cosecha de trigo?

– Se lograron 38 quintales promedio en la provincia, muy por encima de las cifras habituales, lo que ha ayudado. Y ahora, el maíz se perfila muy bien, pero el clima empezó a incidir en la soja de segunda, donde surgieron inconvenientes, ya que hay lotes con mucha humedad. Y el otro problema es el de los caminos, algunos con pasos cortados…

– ¿Ayudarían los consorcios camineros que se está pidiendo?

– Lo que falta es una decisión política del gobierno provincial y de los legisladores. Venimos hablando de esto hace mucho tiempo, están todos de acuerdo, pero cuando llega el momento de sancionar la ley, no se aprueba. Hay resistencia del gremio vial. Está el de Gilbert, Urdinarrain, Colonia La Llave y otros se están organizando. Faltan alcantarillas, falta mejorar puentes y no solamente tenemos que mantener los caminos y arreglarlos, sino pensar en una obra vial en serio, de decir “voy a afirmar entre 70 y 100 km por año”. No hablo de asfaltar, pero sí de mejorar. La última vez que se vio algo similar, fue con los “Caminos de la producción” en el gobierno de Jorge Busti. De ahí en adelante, no hemos tenido mucho más…

 

Agroquímicos

 

– ¿Qué análisis hacen desde la FAA sobre el decreto que firmó el gobernador, luego de una disposición de la Justicia que restringía el uso de fitosanitarios?

– Eran 263.000 has. que no se podían pulverizar. Ahora con este decreto, se redujo a 100 metros la distancia de las escuelas para la aplicación terrestre y de 300, para la aérea. Se llena un vacío legal que había…

– Esta semana hubo una reunión convocada por el gobierno provincial, con dirigentes rurales, profesionales y referentes del ambientalismo…

– Sí, empezamos a ver y a buscar alternativas para una producción agroecológica, que sea sustentable, especialmente para empezar en los lugares que tenemos más conflicto. Pero para eso, necesitamos que haya una transición, un período para cambiar de modelo. No podemos dejar de producir de un día para el otro. Desde nuestro lugar no vemos todavía que exista algo que sea sustentable económicamente para el productor. De lo contrario, tendremos un problema social en las Juntas de Gobierno y pueblos del interior, donde la mayor parte de la población vive de la agricultura, ganadería…

– El argumento de los ecologistas es que se deben prohibir los fitosanitarios, porque habrían aumentado los casos de cáncer…

– Ellos dicen que tienen datos que ha prevalecido más el cáncer. En la reunión que tuvimos esta semana, pedí que el Ministerio de Salud de la provincia dé a conocer los datos que tiene sobre este tema y estamos convencidos que esas estadísticas no son iguales a las que tienen los ambientalistas. Acá tiene que haber un Estado presente. Cuando hay una duda de lo que se dice, tiene que haber alguien que ponga sentido común…

– ¿En otras provincias también hay tanta confrontación?

– En Córdoba y Santa Fe se ha salido también a refutar dichos similares. Desde el sector ambientalista expresan que hay un aumento significativo de los casos, de linfomas y demás, que se le podría atribuir al glifosato. En Gualeguaychú se hizo un estudio y se determinó que no hay una prevalencia mayor. Con esto, no quiere decir que sea “agua bendita”. Lo que decimos es que el Estado debe controlar y también debe haber un autocontrol, del productor, de tener la receta correspondiente y demás…

– El ambientalismo asegura que es posible la producción agroecológica…

– Lo que decimos es que no nos quiten lo que no nos pueden dar. No tenemos ese modelo alternativo que le garantice a ese productor que tiene la producción como forma de vida, para  que pueda seguir manteniendo su familia.

 

Perspectivas 2019

 

– ¿Cuáles son las perspectivas que ve FAA para este año?

– El panorama sigue siendo sombrío, con una macro-economía que no nos está acompañando y el gobierno no le encuentra la vuelta. En ese marco, la producción y el trabajador en su conjunto tienen que seguir sufriendo el aumento de las tarifas de luz y gas, combustible… Si bien hay que buscar un equilibrio, no se puede sacar lonja del mismo cuero y vemos mientras tanto, un Estado que no ha hecho el mismo esfuerzo. A nivel nacional hablamos con todos, desde el ministro Dante Sicca, el secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere… La mayoría dice que estamos en el camino correcto y que todavía hay que seguir haciendo un esfuerzo más para llegar al “Déficit 0”. Hay otra cosa que atenta contra la producción, que es la parte financiera. Hoy conviene tener la plata en una LEBAC y no poner un galpón con pollos, para tener un 20% anual de rentabilidad.

– ¿Puede cambiar la situación con el año electoral que se avecina?

– Esperemos que cambie la cabeza de los políticos, que empiecen a pensar que Argentina tiene que ser no de un partido o de otro, sino de todos… 

– Macri asumió hace 3 años con un fuerte apoyo del campo ¿sigue teniendo ese mismo respaldo?

– Hay mucho porcentaje que lo sigue apoyando, que no quiere volver a lo que ya tuvimos. Con el gobierno anterior se tuvo una fuerte disputa, hubo agresiones continuas. Pero si aparece una alternativa, para lo cual hay nombres dando vueltas que sean viables, cuidado que el campo puede darle el apoyo a quien sea más estable. Hoy es difícil decir a quién va a votar. Sí les puedo decir que entre lo que tenemos y lo que había, se queda con lo que tenemos y si sale algo nuevo, el campo puede ir a eso nuevo…

– ¿Qué es lo que más están necesitando…?

– Una política pública en serio, es tener condiciones de financiamiento diferenciado, con tasas acordes, cosa que no va a pasar a corto plazo. Por otra parte, se necesita de una infraestructura que acompañe a la producción…

– ¿El sector agrario se endeudó mucho con los bancos, para la compra de tractores, maquinarias y demás equipos…?

– Tenemos un nivel de endeudamiento en el Banco Nación que es casi nulo y que tienen una razón de ser, que es porque no le prestan al sector productivo. En 2015 empezaron los créditos, pero a corto plazo apareció la burocracia, con las calificaciones. Hoy no conseguimos que el banco pueda prestar y menos a una tasa acorde. En el 2018, cuando empezamos a discutir la emergencia por sequía, estábamos en una tasa del 24% y el gobierno daba una tasa de subsidios para el sector productivo. Hoy estamos en el 60%, por lo que es inviable poder ir a un banco. El gobierno subsidia a la producción en Estados Unidos, en Brasil y en muchos otros países. En Argentina, 1 de cada 3 empleados es del sector productivo y de cada 3 dólares de exportación que entran, 2 son de este sector, pero no hay un Estado que esté ayudando en infraestructura, en créditos, en políticas públicas y eso, da mucha impotencia. Es lo que hay que decirle al gobernante que vendrá, que piense que el sector productivo fue el que en los momentos malos, sacó al país adelante y más allá que busquemos ser industriales o no, el 90% de los pueblos del interior viven de la cuestión productiva

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here