El Gobierno argentino asegura que bajó el consumo de cocaína en el país

0
1

Mephedrone (Meow) On Counter TopEl Ministerio de Seguridad sostuvo que, si bien en 2006 era el país de mayor ingesta mundial, dejó de serlo hacia 2010, porque descendió de 2,6 a 0,81 por ciento

 

“Conforme el último Reporte Mundial sobre Drogas de 2014 de UNODC, (sigla en inglés de Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito) con datos de la República Argentina al año 2010, la prevalencia del país para el grupo de 15 a 64 años en relación a la cocaína descendió al 0,81”, aseguró el Ministerio de Seguridad argentino.

 

“En suma, a la fecha, lejos de mantenerse la cifra de prevalencia de cocaína de 2006, el consumo ha caído sostenidamente, disminuyendo de 2,6 en 2006 a 0,81 en 2010”, agregó.

 

El Reporte Mundial sobre Drogas de 2011 ponía a Argentina al tope del consumo mundial de esta sustancia, junto con España. En ambos casos, 2,6% de la población de 15 a 64 años admitía haber consumido esta droga al menos una vez en el año anterior.

 

El notable descenso en sólo cuatro años no tiene parangón en muchos otros países. Pero hay un detalle que no puede ser soslayado: entre uno y otro informe cambió la fuente utilizada por la UNODC, cuya función primordial es recopilar datos, no producirlos.

 

En el primer caso, el Reporte 2011 tenía como fuente del nivel de consumo de cocaína en nuestro país a un organismo internacional: la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD). En cambio, en el Reporte 2014 la UNODC tomó la información del Cuestionario para los Informes Anuales, que suministra todos los años a los gobiernos, para que los completen con sus propias estadísticas.

 

La mayoría de los países medidos no experimentó variaciones abruptas entre un período y otro. Entre los diez principales consumidores, España pasó de 2,6% a 2,3%; Estados Unidos, de 2,4% a 2.3%; Australia, de 1,9% a 2,1%; Irlanda, de 1,7% a 1,5%; Canadá, de 1,4% a 1,3%; y Uruguay, de 1,4% a 2,1%.

 

Uno que sí tuvo un descenso notable fue Italia, que bajó de 2,1 a 0,6 por ciento. Curiosamente, también cambió la fuente consultada. En la primera etapa, la información era obtenida del Centro Europeo Para el Monitoreo de la Adicción a las Drogas (EMCDDA). En la segunda, pasó a ser del propio gobierno.

 

En Brasil se dio el caso inverso. En el informe anterior, que se basaba en fuentes del gobierno, tenía un nivel de consumo de 0,7 por ciento. Pero en el de 2014, basado en estimaciones de la propia UNODC, la medición subió a 1,75 por ciento.

 

El único que tuvo un descenso importante manteniendo la misma fuente fue Chile, que pasó de 2,4 a 1,01 por ciento. En ambos casos la UNODC consideró el Cuestionario para los Informes Anuales.