El emoji del mate fue aprobado y aparecerá en las aplicaciones digitales

0
9

Cinco argentinos decidieron en 2017 emprender la lucha para que el mate apareciera dentro de las aplicaciones digitales. Tras dos años de trabajo, el grupo ha logrado ahora su objetivo: el ícono de la infusión acaba de ser incorporado a Twitter y se espera que Whatsapp lo incluya a finales de 2019.

Todo comenzó en la Media Party, un evento anual que se organiza en Buenos Aires sobre periodismo y tecnología. Florencia Coelho, reportera del diario La Nación, fue quien dio el primer paso.

Tras una conversación con una amiga que trabaja en un emprendimiento dedicado a promover emojis, la periodista ideó algunas propuestas para promover la cultura de su país. “Había pensado en empanadas, asado, dulce de leche y choripán”, cuenta. “Pero queríamos ganar, por eso decidimos apostar por algo que fuera representativo de una cultura más amplia”, explica.

Al llegar a la Media Party, en septiembre de 2017, Coelho comentó públicamente su idea y consiguió la colaboración de otro periodista, dos diseñadores y una programadora. “No lo dudé”, dice Emiliano Panelli, miembro del equipo. “Fue una experiencia muy rica, lo hicimos por pasión y cada uno hizo lo que le gustaba”, cuenta.

Para que un ícono se vuelva un emoji, explica, se debe presentar un proyecto en Unicode, el consorcio internacional que aprueba cada año los nuevos emoticones. “Hay que presentar una propuesta, en donde se alega por qué es importante que exista”, explica Santiago Nasra, otro integrante del grupo. En el caso del mate, la propuesta tenía 41 páginas.

Unicode aprobó finalmente el 5 de febrero los nuevos emojis, y allí estaba el del mate. “Fueron dos años de lucha, pero me pareció que valía la pena”, dice Coelho, “fue una locura”. Solo el diseño tomó entre dos y tres meses de trabajo. Al existir mates más grandes y más pequeños, de madera, de vidrio, de metal y de calabaza, la elección por el modelo correcto se cobró debates entre los miembros del equipo.

“Lo primero que decidimos fue que fuera de calabaza, porque es el más tradicional”, señala Nasra.

La segunda discusión se la llevó la bombilla, no sabían de hacerla de metal, caña o algún otro material. “Una compañera que sabe mucho del tema nos dijo que la bombilla estaba muy recta, que teníamos que inclinarla”, explica el diseñador Panelli.

Tras la modificación de la bombilla llegó el momento de la yerba mate. El debate en esa ocasión se dio por el color del producto, ya que en Brasil y en Uruguay se utiliza una verde fuerte y en los otros países una más opaca. “Inicialmente la hicimos más oscura, tuvimos que ir aclarándola. Y después le dibujamos las sombras”, dice Panelli. El modelo final incluyó también algunas burbujas de espuma.

El equipo reconoce que fue un trabajo arduo, pero que en el camino hubo “mucha diversión”. El proyecto los llevó varias veces de viaje e incluso les abrió la puerta a participar de la Emojicon 2018, un evento ideado en la Comic Con. En las diversas travesías, enseñaron cómo beberlo a extranjeros, a quienes en algunas ocasiones debieron aclarar que no se trataba de una droga. “Nos preguntaron si era como la coca, que podía servir para producir droga y dijimos que no, que era sano y mostramos imágenes de la esposa y los hijos de Messi tomando mate”, recuerda divertida Coelho.

Cuando llegó la decisión de Unicode, el grupo festejó. “No es que vaya a ser el más usado, pero se trata de representar a Sudamérica”, comenta Nasra.

En cuestión de meses, el mate estará en todos los teléfonos del mundo. “Vamos a poder mandarle a alguien por Whatsapp ‘che, traé’ y el emoji del mate”, dice Coelho entre risas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here