El de pulmón, sigue siendo el cáncer que mayor número de muertes provoca en Argentina

0
6

Con 10.662 casos, en Argentina, el cáncer de pulmón representa el mayor número de defunciones por tumores, lo que representa el 16% del total de los fallecimientos por esta enfermedad. Su principal causa, reconocida, tratable y prevenible, es el tabaquismo.

En un informe enviado a El Observador, desde la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria se expresa que “dado que hasta el momento las técnicas para detección temprana son controvertidas y de difícil aplicación, la enorme mayoría de los cánceres de pulmón son diagnosticados en etapas avanzadas, es decir, cuando ya no hay posibilidades de curación. Sin embargo, los avances científicos en este campo, han sido notables en los últimos 20 años, permitiendo que más personas que lo padecen logren vivir un mayor tiempo, con excelente calidad de vida”.

Varios estudios poblacionales definieron claramente el uso masivo de tabaco como la causa central del cáncer de pulmón. Por más mínima que sea, ninguna dosis de esta sustancia es segura, pero a mayor cantidad, lógicamente más riesgo existe, remarcan desde la AAMR en su informe, para el que se contó con el asesoramiento del Dr. Sergio Benítez, neumonólogo y coordinador de la Sección de Oncología de la entidad.

“El tabaquismo de segunda mano, es decir el humo que inhala quien comparte un espacio con el fumador, ha sido también asociado al desarrollo del cáncer de pulmón y otras causas menos frecuentes, son la exposición a material radiactivo domiciliario o padecer algunas enfermedades específicas, por ejemplo, fibrosis pulmonar idiopática”.

En los casos en que se manifiesta clínicamente la enfermedad, “se presenta con tos, expectoración con sangre, falta de aire y/o dolor torácico. La mayoría son descubiertos como un hallazgo incidental en una radiografía o tomografía de tórax, en forma de nódulo o masa pulmonar”.

Para dar con un diagnóstico definitivo, “es necesario realizar una biopsia, que es el análisis de una porción del tejido afectado. Este material es obtenido por un equipo de neumonólogos y cirujanos torácicos y analizado por un médico patólogo, que se encarga de determinar si hay células malignas en la muestra y de ser así, identificar qué tipo de cáncer afecta al paciente. Este paso es crucial para la determinación del pronóstico y la elección del tratamiento”.

La mejor estrategia para disminuir la posibilidad de desarrollar cáncer de pulmón, es no fumar. En aquellas personas mayores de 55 años, que tengan antecedentes de tabaquismo, “la consulta con un especialista en neumonología es una recomendación enfática para el enfoque de esta enfermedad en sus aspectos de prevención, detección temprana, diagnóstico y tratamiento”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here