Victoria: El conductor que desencadenó la tragedia en la ruta 26 viajaba alcoholizado

0
1

descarga (1)El fiscal de Victoria, Gamal Taleb, confirmó que el análisis de sangre realizado sobre los restos de Iván Cáceres, conductor que desencadenó la tragedia en la ruta 26, develaron que el joven tenía un tenor alcohólico de 2,25 cuando el máximo permitido es de 0.5.

Cáceres, conducía a gran velocidad el Renault Logan, que al embestir contra una camioneta Mitsubishi Montero, desencadenó la muerte de él y sus cinco amigos el pasado 12 de octubre, además de la mujer que iba como acompañante en el otro vehículo.

Los testigos que aportaron a la investigación confirmaron que habían sido superados en los kilómetros previos por el auto que conducía Cáceres al mencionar que los “pasó como parados” y estimaron su velocidad en 150 kilómetros por hora.

Además las pericias indicaron que al momento del choque, es decir, después de haber derrapado más de 60 metros y en pleno proceso de frenado, el Renault se movía a unos 80 kilómetros por hora, mientras que la camioneta Mitsubishi redujo su velocidad en cinco metros hasta los 40 kilómetros por hora que llevaba al momento del impacto.

Respecto a los resultados de los estudios realizados al joven Cáceres, en términos generales, se puede decir que el estado de alcoholización que se mide con 2,25 grados de alcohol en sangre equivale aproximadamente a tomar un litro de vino (siempre que su graduación alcohólica sea de entre 10 y 12 grados, es decir, un vino intenso) estando sentado en un lugar fresco (la transpiración es una de las formas en las que el cuerpo elimina el alcohol), e intentar pararse a los 10 minutos, sin haber comido nada en el proceso (el alcohol se metaboliza parcialmente con diversos alimentos), ni haber ido al baño (el orín también elimina alcohol), publicó LT 39.

Como ya se informó, fue el auto Renault Logan el que invadió el carril contrario y así produjo el impacto entre su lateral derecho contra el frente de la Mitsubishi Montero.

Se supo que el Renault primero despistó hacia la banquina asfaltada de su mano (iba en sentido Nogoyá-Victoria) para luego retomar la ruta con un volantazo que lo cruzó de carril, justo cuando por la mano contraria iba la camioneta. Pero entre el despiste y el impacto, los peritos encontraron una huella de derrape y frenado en el recorrido del Renault de cerca de 65 metros, distancia en que su conductor habría intentado dominar el vehículo.
Por su parte, la huella de frenada de la Mitsubishi era mucho más corta, de aproximadamente cinco metros.

Producto de la tragedia registrada sobre ruta 26 el pasado domingo 12 en horas de la madrugada, perdieron la vida el conductor del Renault Logan, Iván Cáceres de 32 años, y los acompañantes Agustín Werbrauck, de 22; Facundo Ibarra, de 19; Milagro Pacher, de 20; Francisca Butta, de 18; Florencia Garcilazo, de 16.

Los jóvenes regresaban de participar de una fiesta de disfraces en un boliche bailable de Nogoyá. La víctima fatal de la camioneta en esa colisión fue Silvina Leardi, de 59 años, quien iba como acompañante en la parte delantera del rodado de mayor porte.