El chiste del día

0
0

El cura del pueblo se queja sumamente enojado al rabino:

-Alguno de tus feligreses me ha robado la bicicleta.

– ¿Y por qué crees que ha sido alguno de mis feligreses?

– Mira, para sacarnos las dudas, vamos a hacer lo siguiente: yo el sábado y tú el domingo, cuando demos el sermón, lo hablaremos sobre los diez mandamientos. Seguro que cuando hablemos sobre el “no robarás” el que lo haya hecho se arrepentirá y me devolverá la bicicleta.

Así que quedan de acuerdo en hacer lo antedicho y reencontrarse el lunes.

– ¿Hiciste lo que pactamos?

-Sí, fue una gran idea.

-¿Te devolvieron la bicicleta?

-No. Pero la he recuperado de todas formas. Lo que pasó fue que cuando llegué al “no fornicarás” me acordé de dónde estaba la bicicleta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here