Dr. Romero (Bovril): “Hay que empezar a manejarse responsablemente en la vía pública por voluntad propia”

1431-BOVRIL-Dr.-Rodolfo-Romero-juez-faltasEl ministro de Gobierno, Adán Bahl, coordinó días atrás con autoridades municipales que cuentan en sus ciudades con Juzgados de Faltas, la aplicación de una nueva normativa que autoriza a la Policía de Entre Ríos a realizar operativos de control de motos en forma autónoma. Esta disposición se puso en vigencia en forma simultánea el pasado viernes 12, con el objetivo de fortalecer la prevención. De esa manera, al observar una infracción, el oficial de la fuerza estará habilitado para labrar un acta de constatación, secuestrar el rodado y enviar la actuación a los organismos correspondientes.

Para conocer su opinión al respecto de este y otros temas, El Observador se comunicó con el responsable del Juzgado de Faltas local, Dr. Rodolfo Romero, quien valoró que “es una herramienta que desde el punto de vista práctico es muy importante, porque ayudará tanto a prevenir accidentes, como así también delitos, porque muchos robos en la calle son cometidos en moto, ya que por su agilidad tienen mayor capacidad para escapar”, dijo.

No obstante, aclaró que “en Bovril desde la creación del Juzgado de Faltas, hace dos años, ya veníamos trabajando codo a codo con la policía local. Por eso en nuestro caso, tuvimos un avance significativo, pero el respaldo provincial es importante y hay que estar permanentemente controlando, nunca dejarse estar”, reconoció Romero.

En el mismo sentido, el profesional aseguró que “sin dudas las motos son el mayor problema en materia vial en las ciudades. Nosotros desde que estamos hemos puesto el acento fuertemente en el tema, porque era una preocupación muy grande y hoy podemos decir que si bien uno no está conforme, tenemos una ciudad chica con un 70% de gente que se traslada diariamente con casco. Hay un sector de la población reacio, que generalmente son chicos jóvenes que en una actitud de rebeldía o desafío a la autoridad, no lo usan o lo llevan en la mano y acá el mensaje es que tiene que ver no solo con el cumplimiento de una ley de carácter nacional, sino también con un tema de seguridad personal”.

Por otro lado, el Juez de Faltas valoró las campañas de concientización en las escuelas y la calle, aunque recalcó que la familia tiene una tarea importante, al considerarla como “la primer escuela. En el hogar se inculcan los principios, pero lamentablemente a veces hay conductas que dejan mucho que desear, porque si un padre le regala a un chico que cumple 15 años una moto, sabiendo que no puede conducir hasta los 16, indudablemente no estamos ayudando…”.

Finalmente, de cara al futuro, comentó que el anhelo es “generar conciencia en el ciudadano, para que cumpla las normas, no porque el inspector esté en la calle controlándolo, sino como una conducta, para cuidar su propia vida y la de los demás. Hay que empezar a manejarse responsablemente en la vía pública por voluntad propia”, concluyó el Dr. Romero.