Dos jóvenes murieron al chocar su auto contra un árbol en la costanera de Concordia

Pasadas las 06.30 de este viernes, un Fiat Duna que transitaba por calle 1º de mayo dobló en dirección norte-sur hacia la Av. Costanera y al traspasar su intersección con calle Buenos Aires, donde hay una curva de aproximadamente 45º, el vehículo pierde la estabilidad cruzándose de carril y colisionó en primera instancia contra el cordón cuneta, provocando un tumbo y apoyado sobre uno de sus laterales golpeó de lleno contra un árbol que destrozó toda la parte superior del coche.

El impactó provocó el hundimiento hacia el interior del vehículo en el techo y aprisionó la zona craneal de las dos víctimas.

Según explicó a Diario Río Uruguay el Jefe de la Departamental de Policía de Entre Ríos, Sergio Mendoza, “el buen estado del auto habla de la velocidad con la que fue emprendida la curva” y detalló que “Luis Alejandro Marmo, de 21 años conducía y quedó aprisionado entre los hierros del vehículo”, por eso se dio intervención al médico policial tratando de ver signos vitales “pero fue negativo porque había perdido la vida de manera instantánea, mientras que a Daiana Belén Enriquez, de 20 años, sí se la pudo rescatar aún con vida y ser trasladada con el servicio de emergencias al Hospital Delicia Concepción Masvernat, pero mientras los médicos en la ambulancia le hacían todas las reanimaciones correspondientes, falleció en el trayecto”.

Según los primeros datos que se pudo recabar la fiscal que lleva la causa, María José Fonseca, “los jóvenes habían acordado encontrarse con otro grupo de chicos que venían luego en un carrito de comidas rápidas en el sector de la rotonda Almirante Brown”, dijo y agregó que pudo dialogar con los familiares, quienes se encuentran aún en estado de shock y tomaron conocimiento luego del fatal accidente.

El jefe policial además, resaltó que el asfalto en esa zona no tiene “desniveles o pozos” por eso se descarta que haya perdido el control del auto por ese motivo y añadió que la chica “venía con el cinturón de seguridad correspondiente”, a pesar de que los trabajos de reanimación no fueron positivos fundamentalmente por la gravedad de las lesiones que tenía.

Sobre ello, el jefe remarcó que “no obstante ello, los Bomberos Zapadores vinieron con todos los elementos hidráulicos para retirarlos y nuevamente se le hicieron las reanimaciones, pero el chico ya estaba sin vida”.

El informe químico develará si estos jóvenes venían alcoholizados, aunque por el momento se aguarda el informe judicial que hará las extracciones correspondientes, aunque Mendoza indicó que “es importante resaltar que dentro del auto no se encontraron bebidas alcohólicas”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.