Diamante: Capacitación sobre alacranismo

0
6

Se llevó a cabo en Diamante la capacitación sobre alacranismo a cargo de la especialista en Toxicología, Dra. Analía Corujo, quien trabaja en el área de la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud y una de las áreas de estudio es el envenenamiento por animales ponzoñosos.

La capacitación se basa en cómo prevenir y atender a los pacientes picados por alacranes, debido al aumento de notificaciones por picaduras de estos animales.

“Debido al aumento de apariciones de alacranes en domicilios, desde la Dirección de Toxicología están brindando la capacitación para personal de Salud, que incluye promotores de salud, enfermeros y médicos –es decir–, todos los que están relacionados con la atención y prevención”, informó la referente epidemiológica del Departamento, Zaida Gazali.

“En muchos casos los alacranes no pican a la gente pero aparecen en distintos domicilios o instituciones, por lo que tenemos estar preparados para saber cómo combatirlos y cómo tratar de evitar accidentes mayores”, explicó Gazali.

Los alacranes que ha recibido el Hospital San José son en su gran mayoría de una especie muy venenosa que se llama Tityus trivittatus. Son de color amarillento, marrón claro, con rayas longitudinales oscuras en el dorso de su cuerpo, y tienen el veneno en su cola.

“Han aumentado los casos, hay hasta tres casos por semana en el Hospital San José. En la parte privada, por lo que comentan los pacientes, también hay algún caso”, dijo Gazali, y explicó que ante todo, quienes sean picados “no debe automedicarse, tratar de concurrir al hospital para que lo atiendan lo antes posible, no tomar nada, no aplicarse nada, no morderse, no cortarse y no apretarse en la zona de la picadura”.

 

¿Cómo identificarlos?

Los alacranes son de hábitos nocturnos y pasan la mayor parte del día escondidos en lugares sombríos, debajo las piedras, ladrillos, escombros, troncos, grietas de pisos y zócalos o cañerías. No todas las especies son venenosas. La especie ponzoñosa se llama Tityus trivittatus y se caracteriza por ser de coloración marrón claro, tres bandas o rayas longitudinales más oscuras tener en el dorso de su cuerpo, las pinzas finas y alargadas y en el último segmento de la cola un aguijón y una púa.

Su veneno es neurotóxico, provoca dolores intensos y enrojecimiento de la zona de la picadura, aunque también pueden no ser tan manifiestos. La peligrosidad depende de la edad del alacrán, estado nutritivo, época del año, cantidad de veneno inyectado, proximidad de la picadura a vasos sanguíneos y susceptibilidad de la víctima, pudiendo ser muy grave hasta fatal en niños menores de 6 años y ancianos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here