Desmayos…entre la ficción y la gravedad

0
4

desmayo¿Quién no ha “querido desmayarse” alguna vez antes de rendir un examen, tras un papelón, cuando aparece un pedido de casamiento o cuando se comete una infracción…? Pero también hay desmayos reales en la cola de un banco o después de cobrar, en los actos escolares o en cualquier ambiente cerrado, luego de una mala noticia o en medio de una gran algarabía donde se juntó toda la familia y al abuelo se le enredaron las emociones. Los que fingen desmayos, examinan el terreno antes de caerse y depende quién lo esté mirando, después habrán tenido que lidiar con la situación en cuestión cuando se han “recuperado”. Quién no ha visto desmayos en películas, donde generalmente son mujeres asustadas o en la vida real, donde en medio del alboroto que esto ocasiona, abundan las buenas intenciones de los testigos presentes y sus indicaciones: “denle aire”, “que huela perfume o alcohol”, “levántenle las piernas”, “que agache la cabeza”, “denle algo dulce”, ”que se siente”, ”que se acueste”….¿Pero qué conviene hacer ante una persona que se desmaya?

Dra. Silvana ElsässerNuevamente El Observador dialogó con la Dra. Silvana Elsässer (MP 9930), especialista en clínica médica, sobre las causas más frecuentes de desmayo, quien dijo que “en medicina se les llama ‘síncope’. Se lo define como la pérdida brusca y transitoria de la conciencia, con incapacidad para permanecer de pie y con una recuperación espontánea en escasos minutos. Existen 2 grandes episodios: el síncope vasovagal y la hipotensión ortostática o postural”.

Acerca del primero, la profesional comentó que “se trata de una incoordinación entre el corazón y el cerebro. La misma provoca una disminución considerable de la presión sanguínea y la desaceleración de los latidos cardíacos, dando como resultado que no llegue la cantidad suficiente de sangre a la cabeza y por consiguiente viene el desmayo”.

¿Qué condiciones pueden desencadenarlo?

Suele presentarse ante un ambiente caluroso, dolor intenso, estrés emocional, o por estar mucho de pie. En algunos casos se produce al orinar, evacuar el intestino o toser durante mucho tiempo.

¿Qué síntomas provoca?

No es raro que el afectado, antes de desmayarse, se sienta atontado, con calor generalizado o frialdad de manos y pies, y tenga sensación de vacío o sofoco, náuseas, debilidad y presente palidez.

En cuanto a la Hipotensión ortostática o postural, Elsässer sostuvo que “se presenta al pararse bruscamente. ¿Por qué? Debido a que la falta de fuerza en el bombeo de la sangre, impide que ésta llegue adecuadamente al cerebro y le suministre el oxígeno y los nutrientes necesarios.

¿Es para preocuparse?

Si bien puede aparecer en gente sana, si persiste o se agrava puede manifestar alguna causa subyacente como anemia, presión baja o algún efecto secundario de una medicación, sobre todo en ancianos.

Consejos para ayudar a un desmayado:

sincope* Se debe ladear la cabeza del desmayado para que no se ahogue si hay vómito.

* Despejar el entorno para que circule más aire, evitando la aglomeración de gente a su alrededor.

* Si está al aire libre, retirar a la persona del sol.

* Aflojarle la ropa y levantarle sus piernas por encima del nivel del corazón, a fin de que la sangre llegue a la cabeza con mayor facilidad.

* Si por alguna circunstancia no se puede acostar al afectado, se sugiere sentarlo e inclinarle su cabeza lo más cercanamente a las rodillas, lo cual ayudará a que la sangre se agolpe en el cerebro.

* Tratar al desmayado con cuidado, recordando que la complicación más frecuente es una lesión muscular por la caída o incluso, puede originarse una fractura de huesos, sobre todo en pacientes mayores de 50 años.

* No se le debe dar nada por boca (agua o medicamentos), hasta que recupere completamente el conocimiento, ya que puede tragar mal o asfixiarse.

* Si se sabe que es diabético, está consciente y se constata que se trata de un bajón de azúcar, la persona puede tomar una pequeña medida de algo dulce.

* Si el paciente se levanta rápidamente puede precipitar un nuevo episodio, por eso es prudente guardar reposo por un lapso de tiempo considerable y ver cómo evoluciona durante la siguiente hora.

Finalmente, la médica aconsejó actuar con tranquilidad a quienes vivencian el desmayo de una persona cercana y agregó: “Si bien uno no tiene por qué saber todo, el conocimiento no ocupa lugar y contar con esta información puede ser de ayuda en caso de una emergencia. Es muy importante tener en cuenta que no todos los desmayos son ‘inocentes’, por lo tanto, ameritan una visita al médico y con más razón si se presentan en reposo, ya que puede tratarse de una arritmia y en ese caso las consecuencias pueden ser preocupantes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here