Desde el INTA destacan las oportunidades mundiales que tiene el silobolsa argentino

0
4

silobolsaEn la última edición de Agroactiva, las tecnologías argentinas de poscosecha tuvieron un momento destacado de la mano del INTA. “Como país, estamos en condiciones de ayudar a los estados y a las empresas privadas a mejorar la eficiencia y reducir las pérdidas”, afirmó Ricardo Bartosik, especialista en poscosecha del mencionado Instituto. En ese marco, el técnico destacó el sistema hermético de conservación de granos con bolsas plásticas, una innovación de pura cepa argentina que, desde mediados de los 90, compensa el déficit de estructuras fijas, originado en el aumento de la producción. Desde entonces, el silobolsa evolucionó, incorporó tecnología y hoy permite guardar grano con mayor seguridad y eficiencia.

“Argentina tiene una gran posibilidad de consolidar la exportación de esta tecnología al resto del mundo, porque los problemas logísticos de la poscosecha de granos son globales y el silobolsa es una solución a dichos problemas”, explicó Bartosik, quien acotó que “hay países como China e India, que tienen serios inconvenientes de pérdidas en la poscosecha y otros que, a medida que incrementan la frontera agrícola, como Brasil, Sudáfrica o Kazajistán, tienen inconvenientes logísticos. Es por eso que desde INTA vemos que el futuro del silobolsa argentino está fronteras afuera”, añadió.

Por otra parte, un importante grupo de empresas nacionales exporta productos y servicios relacionados con esta tecnología a más de 50 países, donde el INTA colabora proveyendo apoyo técnico, capacitación e información al sector privado. Según indicó Bartosik, esta sinergia público-privada “genera trabajo, divisas y prestigio para  Argentina”.