Dengue: Hay que cuidarse del “mosquito domiciliario”

0
6

fumigaciones 1La epidemia de dengue que se desató en este verano, amenaza con ser la más grave en la historia de nuestro país. Las condiciones climáticas que predominan en la actualidad, hacen prever que los contagios podrían seguir multiplicándose durante varios meses más, por lo que lamentablemente miles de personas tendrán la enfermedad.Para el dengue, no hay más profilaxis que los repelentes de mosquitos y contra la que no existe una vacuna aún. “Si bien los primeros casos registrados en diciembre fueron de personas infectadas fuera del país, hoy la mayoría de los existentes son autóctonos”, reconoció el titular de la Dirección Nacional de Epidemiología, Jorge San Juan.

Desde la Sociedad Argentina de Pediatría se remarca que “lo importante es no entrar en pánico, sí tomar las medidas necesarias de precaución”. El Comité Nacional de Infectología de la mencionada institución señala que “en el mundo actual, ocupa un espacio importante el problema de las enfermedades emergentes y reemergentes, entre las cuales el dengue se destaca por su rápida expansión. Los brotes se han convertido en una de las mayores amenazas sanitarias y nuevas estimaciones, elevan la cifra de personas en riesgo de contraer la enfermedad, de 2.000 a 3.600 millones en el planeta y los infectados de 50 a 500 millones. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el dengue llegó ya a 100 países, unas 100 millones de personas contraen la enfermedad anualmente, de las cuales unas 22.000 mueren”.

En cuanto a la situación actual de Argentina, el Comité explicó que “se registraron brotes por serotipo DEN1 en las provincias de Misiones y Formosa. Por otra parte, en las 2 primeras semanas del año, se notificaron casos sin antecedentes de viajes a áreas de circulación viral, en Corrientes, Buenos Aires y Córdoba. Además se han registrado en el mismo período casos con pruebas de laboratorio positivas (importados) en CABA y en las provincias de B. Aires, Catamarca, Chaco, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos y Santa Fe. En la presente temporada, los brotes de dengue se anticiparon al período habitual de comienzo y afectan a un mayor número de localidades y provincias”. 

Ante síntomas como fiebre, dolor de ojos, cabeza, músculos y articulaciones, náuseas y vómitos, cansancio intenso, aparición de manchas en la piel, picazón y sangrado de nariz y encías, no hay que automedicarse, sino acudir al médico lo antes posible para recibir el diagnóstico correspondiente.

En algunas ocasiones, el dengue grave se puede iniciar como un dengue clásico y luego de 4 ó 5 días, la temperatura disminuye y aparecen manifestaciones hemorrágicas, pérdida de plasma por aumento de la permeabilidad vascular y presencia de colecciones líquidas en cavidades serosas (derrame pleural, ascitis, derrame pericardico).

 

Badaraco: “Un mosquito domiciliario”  

 

Para evitar la proliferación del insecto, hay que vaciar botellas, latas y macetas en desuso, cubiertas, tanques de agua sin tapa, bebederos, posamacetas, floreros, plásticos o lonas, dar vuelta recipientes como baldes, palanganas y tambores y tapar los que se utilizan para recolectar agua. También se recomienda mantener los jardines desmalezados, destapar los desagües de lluvia de los techos y mantener las piletas de natación limpias y tratadas con cloro.

El médico veterinario, Osvaldo Badaraco, comentó a Canal 6 ERTV que “el mosquito Aedes Aegypti es domiciliario, no anda en las calles, por lo que es un desperdicio económico hacer fumigaciones o pulverizaciones con insecticidas en las calles, porque ese insecto vive en la casa y si en la misma tenemos un florero o maceta con agua, va a ir a desovar en ese lugar. También vive en el traspatio, si hay una cubierta donde haya acumulación de agua, pero siempre estará muy cerca de su fuente alimentaria, que es el ser humano”.

Badaraco consideró que “esta lucha se hace con el conocimiento de la ama de casa o del dueño de la vivienda de cómo es el mosquito. En nuestra región, hay 2 que son muy parecidos, el Aedes Aegypti tiene bandas blancas en sus patas y en el tórax”. Acotó que “estas especies vinieron de África y Asia, apareció en Estados Unidos México y se fue extendiendo a toda América”.

La limpieza, según explicó el profesional, es un elemento clave a seguir. “En la década del 80 aparecieron brotes de dengue graves en Cuba, donde las autoridades armaron un grupo de sanitaristas que iban casa por casa para hacer la limpieza, pero había gente que no quería que le entren a su domicilio. A la primera intervención le ponían una etiqueta y si a la segunda o tercera no los dejaban ingresar, iban con la fuerza pública para hacer el monitoreo, porque en Cuba fue gravísima la manera en que afectó y pudieron controlarlo de esa manera. En Argentina vemos que se implementan sistemas de fumigaciones callejeras, pero es imposible que llegue a ser efectivo, si la casa está cerrada, que es donde está el mosquito”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here