D’ Agostino: “En UNEN vamos a transitar sobre las coincidencias y las disidencias”

0
1

diputado nacional

El diputado nacional y actual presidente del radicalismo entrerriano, Dr. Jorge D ‘Agostino, visitó esta semana el “Centro Radial, Televisivo y Periodístico de Entre Ríos”, con sede en Crespo, donde en diálogo con el director de El Observador, Cont. Fernando A. Huck, contó sobre la tarea legislativa y cómo el centenario partido se prepara para las elecciones 2015. También opinó sobre la lucha contra el narcotráfico y se mostró a favor de implementar una completa radarización de las fronteras y de derribar aviones no identificados que invadan el territorio nacional y cuyos pilotos no respondan a las señales de advertencia de las fuerzas de seguridad.

– Hay muchos que creen que los diputados nacionales se alejan de los problemas cotidianos de las provincias, por el hecho de estar más tiempo en Buenos Aires…

– No es mi caso. Disfruto estar en B. As., representando a la provincia, siendo diputado nacional. Somos 40 radicales en la Cámara sobre 257 legisladores, pero ahora, con los demás partidos que conformamos el UNEN, podemos llegar a 80, contra los 130 que tiene el Frente para la Victoria y como se necesitan 129 para sesionar, nos es muy difícil llevar adelante nuestras propuestas y aprobarlas, porque somos una minoría pronunciada. Si uno no tiene pasión por lo que hace, es posible que las luces de Buenos Aires lo encandilen y se olvide de la provincia. Yo prefiero estar con el costo de ir y venir en el auto, porque uno así no pierde la noción de la realidad provincial.

– ¿Cuánto tiempo pasa actualmente en B. Aires un legislador nacional?

– Martes, miércoles y jueves tenemos que estar en B. Aires… En 2013, la Cámara de Diputados sesionó 6 veces, en cambio en 2014, ya llegamos a esa cantidad desde el 1 de marzo. Y esta semana, se entra en “paro general”, porque se inicia el campeonato mundial de fútbol. Hasta el momento, no he recibido citación a sesión para dentro del mes de este torneo, lo que avergüenza y nos desmerece. Las citaciones a sesiones y todo lo que hace a la dinámica, lo realiza la mayoría y no la minoría, aún así es intensísimo el trabajo que se tiene fuera de lo que se ve en televisión. Soy vicepresidente de la Comisión de mayor importancia normativa que tiene la Cámara, que es la de Asuntos Constitucionales, que es presidida por Diana Conti (FpV) y estamos analizando el proyecto de boleta única, el de acceso a información pública, el de reglamentación de las manifestaciones sociales. Ahí se trabaja muchas horas, porque somos 257 diputados y todos con derecho a hablar…

– ¿Se debería mejorar la eficacia legislativa?

– Soy un maniático del trabajo y en el Congreso todo es esperar: “lo vamos a pensar”, “lo vamos a preguntar”, “lo vamos a conversar”, “mañana”, “vamos a ver” y demás… Me tendré que acostumbrar. Soy docente y abogado, conozco el funcionamiento tardío y lento de la Justicia, pero cuando uno presenta un proyecto, quiere que se trate y se apruebe ya, que vaya al Senado… Cuando fuimos mayoría, nosotros también lo hacíamos en función de nuestra forma de pensar, de manera que hay un ritmo particular para el Congreso. Un amigo mío, ya fallecido, Jorge Marcó, una vez me dijo que hay un lugar donde nunca se llega tarde, que es el Congreso de la Nación. Hoy por hoy, es una metodología que me gustaría que sea otra.

– Muchos de los legisladores son abogados… 

– De los 257 diputados, la mitad somos abogados, pero en nuestro bloque, hay un físico, hay docentes, tenemos mujeres originarias del peronismo histórico, que vienen de alianzas en sus provincias, que hacen muy rica la discusión…

– ¿Cuántas leyes se aprueban por año?

– En 2013 se aprobó la ley que estableció la reducción del aporte patronal, conjuntamente con la creación del Registro de Incumplidores de las leyes sociales, las vinculadas a la colocación de los nombres de Néstor Kirchner para la represa de Atucha II y de Gral. Perón para Atucha I… Las leyes en Argentina están teniendo una problemática, que se ha llegado a un mega hiper-presidencialismo, donde a través de decretos de urgencia, de emergencia, desde el Ejecutivo se dictan normas como si fuera el Poder Legislativo, como el caso del Impuesto a las Ganancias, el Memorándum de entendimiento con Irán… No se aprende a trabajar en equipo, ni con planificación, hay una concentración en la toma de decisiones que genera una retracción en los niveles de subordinación en el presidente y eso demora la ejecución de políticas que beneficien a la sociedad. Nosotros promovemos la desconcentración del presidente, que no dio resultado con la Jefatura de Gabinete. Se implementó de una manera que fue una mixtura, ni fue el jefe de gabinete de ministros de Francia ni de Inglaterra… No es necesario reformar la Constitución, pero se puede mejorar…

– ¿Qué va a pasar con la reglamentación de los piquetes…?

– No hay ninguna legislación que los regule. Hay 3 posiciones, la de la derecha, la del centro donde estamos nosotros con UNEN y la de la Izquierda. Creo que va a salir la nuestra, porque es la más razonable. En el caso de los piquetes, la única norma que existe es la del Código Penal y de la Constitución, sobre la libertad de expresarse, la de peticionar ante las autoridades, pero eso tiene que analizarse con aquello que hemos aprendido de la infancia con nuestros abuelos, que “tus derechos terminan cuando empiezan los de los demás”. Cuando uno va a la calle puede protestar, peticionar y asociarse con fines útiles, pero no violentar el derecho a transitar, a trabajar o a vivir en paz, tampoco a extorsionar…Que si no me das lo que quiero te corto la ruta, la autopista o la Avenida 9 de Julio… Vamos a establecer un equilibrio, sino, eso no es libertad, sino libertinaje y perjudica a otros. En pleno inicio del gobierno de Néstor Kirchner había más de 10.000 piqueteros en la 9 de Julio y me tuve que quedar casi 3 horas y media, porque no se podía pasar… A fin de año me iba a La Plata con mi familia y a la autopista, la cortaron 8 enfermeros de un hospital de Berazategui. Ese desequilibrio en el reclamo, tiene que ser regulado. El Frente Renovador de Massa pide que haya lugar donde protestar, nos parece que no es coherente, porque uno le tiene que dar la posibilidad al que proteste para que lo vean, para que lo escuchen… Tiene que haber un espacio jurídico donde se pueda lograr el objetivo y eso no es de colocar un protestódromo, porque a la quinta manifestación no le dan bolilla. El otro extremo es de la Nueva Izquierda, del partido de los trabajadores, que dicen que todo el mundo puede protestar, incluso nadie debe ser interrogado o detenido, como que protestando uno logra casi una inmunidad para hacer lo que quiera. Lo que entendemos que corresponde es establecer pautas reglamentarias, donde el que protesta pueda hacerlo en lugares donde les sea visible y útil, sin que corte el servicio público ni un derecho al transeúnte. Tenemos que transitar un camino de aprendizaje donde todos podemos vivir en paz, aún protestando. Uno tiene que defender lo que piensa pero no tiene por qué ser irrespetuoso, yo me siento al lado de Diana Conti y Kunkel, pensamos diferente, opinamos distinto, pero no nos peleamos, tomamos mate juntos, uno puede vivir en diálogo y eso hace a la calidad humana de los representantes. La sociedad después determina quien tiene la mayor cantidad de votos…

– Desde que se conformó  UNEN, ¿ve alguna diferencia en la forma que se tratan los temas?

– Sí y eso hace que sea mucho más rica la discusión. Nosotros queremos fortalecer el Frente Amplio UNEN, donde hay un espectro de ideologías y claramente se identifican diferentes posiciones sobre algunos temas. Vamos a transitar sobre las coincidencias y sobre las disidencias, lo hablaremos al final. Particularmente lo veo como la sabia que va a fortalecer las raíces de esta construcción… Pino Solanas no piensa igual que Elisa Carrió, nosotros con “Lilita” pensamos parecido, porque tiene un aprendizaje radical, Victoria Donda no piensa igual que Julio Cobos, pero necesitamos unificar los criterios en los que estamos de acuerdo.

– ¿Cuándo cree que se va a decidir la cantidad de precandidatos que tendrá UNEN?

– Por primera vez, desde la democracia contemporánea, un año y medio antes, un grupo de partidos políticos que siente que pueden pensar en muchas cosas parecido, se juntó para armar una concertación y establecieron reglas para decidir quién va a ser el que represente a ese frente. Y se definirán los candidatos en las PASO, en agosto de 2015. Ahí va a ir Urribarri, Scioli, Macri, Massa y todos nosotros…

– ¿No temen que UNEN sea algo parecido a la Alianza que llevó a Fernando De la Rúa al poder y que terminó antes su mandato?

– … Hay prioridades, que es el bien de la República, el bienestar general, el establecimiento de un programa que nos haga más iguales, queremos eliminar la inflación, que no permite salir de la pobreza a la gente, que hoy no compra, el comerciante no vende y al no comercializar, no paga impuestos y es un círculo vicioso. Es un desafío y lo vamos a superar, porque tenemos gente inteligente. La ciudadanía sabrá diferenciar aquella concertación del 2001, que no dio resultado, con este frente político UNEN que está armándose para gobernar y lo estamos haciendo con un año y medio de anticipación.

– ¿Cuáles son los principales puntos en los que coinciden con los otros partidos del frente?

– Al punto principal, los radicales lo aprobamos por unanimidad el 24 de mayo, que es tener las bases programáticas, con el objetivo de ser entregado a cada partido político que forma parte del UNEN, a efectos de que sea un borrador para empezar a trabajar. Nosotros estamos en contra de la metodología de construir que tienen Cristina y Urribarri. Otro paso importante será hablar de la legislación electoral, la actual es una “porquería”, porque afecta a los partidos políticos, es inconstitucional, no respeta las minorías y está armado para un momento. Considero que se debe terminar la repartida de boleta casa por casa, uno entra y saca una boleta, le dan un lápiz y anota el candidato. Se debe terminar la influencia del voto en cadena y las presiones del poder político para aquellos que van a votar. El Frente para la Victoria no quiere la boleta única, entonces le vamos a preguntar qué quiere, porque necesitamos reglas claras…

– ¿Cree que se puede lograr la desfederalización de la lucha contra la droga en la provincia?

– Para que lo pueda hacer la policía provincial, necesitaría más medios, herramientas, capacitación… La ley que se aprobó en su momento (2007), salió cruda, no vino con un método, con una planificación y no ocurrió nada…

– En Buenos Aires dio muy buen resultado, donde de un año para el otro hubo un 400% más de procedimientos y más denuncias…

– Tecnológicamente ellos están mucho mejor que nosotros, en capacitación, independientemente de la cuestión metodológica, si se desfederaliza o no. En lo que sí vamos a estar de acuerdo en que se tiene que concentrar la toma de decisiones para la lucha contra el narcotráfico, porque las circunstancias que hoy vive Argentina, hace que nosotros estemos tratando de que se pongan radares que funcionen las 24 horas del día y que se deje de dar vueltas en que el narcotráfico ofende la soberanía nacional. El Congreso tiene que aceptar los proyectos que hemos presentado y que lo hicimos con Julio Cobos, que es la habilitación del derribo de aeronaves. Uno escucha decir al ministro que se está condenando a muerte, pero si uno le dice al piloto de esa avioneta, “señor de dónde viene” y no tiene identificación, debe bajar inmediatamente, porque está invadiendo espacio argentino y si a la novena advertencia no responde, es obvio que se  tiene que establecer como estado soberano, el control de su frontera. Tengo además otro proyecto que establece la extinción del dominio, de aquellos narcotraficantes que hayan sido condenados. Esta es una guerra contra alguien que atenta contra la soberanía nacional…

– ¿Cree que puede avanzar la reforma del Código Penal?

– Tiene muchas cosas interesantes, son 280 artículos en casi 500 hojas, que unifica información delictiva, corrige penas para delitos menores, pero creo que lo presentaron en un momento inapropiado. No vamos a tener un buen Código Penal si se discute el mismo en plena campaña presidencial. No creo que eso pueda salir…

– ¿Quién le gustaría que sea candidato a presidente por el UNEN?

– Me gustaría que fuera Ernesto Sanz. Fuimos juntos a la Facultad, y tenemos una excelente relación. Con Julio Cobos trabajamos juntos también… Entre ellos 2, más Binner, Carrió y Pino Solanas, saldrá el próximo presidente.

– ¿Y a nivel provincial?

– Puedo hablar de los radicales, ya que hasta ahora, los otros partidos políticos no han hecho propuestas de posibles precandidatos a gobernador. Sí se han manifestado Fabián Rogel, Ricardo Troncoso y Atilio Benedetti…

– ¿También usted estará entre los posibles precandidatos?

– No. Quiero ser diputado nacional hasta 2017, donde termina mi mandato. En 2011 me tocó ser candidato a vicegobernador y era una pelea tras otra, hoy se terminaron las peleas, está todo estable, hay una paz enorme y una fortaleza y que gane el mejor.

– Uno lo escucha a Troncoso y está muy opuesto a la actual dirigencia…

– Pero hemos hecho “las paces”. De a poco fuimos charlando, ahora vamos juntos a las reuniones, él tiene sus aspiraciones, es un buen intendente y está haciendo una muy buena gestión en Maciá. Las cuestiones personales tienen que quedar de lado y las electorales se resuelven con el voto de la gente.

– De la actual gestión de Urribarri, ¿qué rescata como positivo?

– Hablo bien de la Secretaría de Lucha contra las Adicciones, yo trabajo con la misma, pero le dan $ 3.000.000 y $ 15.000.000 a la Secretaría de Difusión para que anuncie lo que está haciendo el gobierno… Lo que veo mal es que no haya asignaciones específicas mayores para trabajos de mucha más importancia para los entrerrianos, porque es importante para Urribarri que sea presidente, pero no para los entrerrianos. El ministro Bahl ha tenido un extraordinario gesto para con nosotros, porque a las 48 horas que le pedí la audiencia me la otorgó. La sociedad entrerriana a este gobierno le dio la unanimidad en el Senado y le dio más de dos tercios en diputados, tienen 17 senadores, el 100% es de Urribarri y de los 34 diputados tiene más de dos tercios, que son 26 y los otros son del Socialismo, del GEN y del radicalismo, por lo tanto a la sociedad le debe haber gustado este gobierno, porque lo reeligió con el 57%. No estoy hablando que estuvo mal eso, fue una elección limpia. Creemos que la sociedad tiene que rectificar y esa responsabilidad cobrársela. En 2008, las Juntas de Gobierno, donde vive el 20% de la población, que son personas de carne y hueso, están siendo sometidas a mínimos presupuestos, les dan $ 7.000 para cortar, desmalezar, arreglar alambrados, alcantarillas y la plata gruesa, que es el 1% de la coparticipación, no se la dan.