Crucesitas 7ª: A 10 años de la desaparición de la familia Gill

0
3

Hace 10 años José Rubén Gill, su esposa Norma Margarita Gallegos y los cuatro hijos de la pareja, que vivían y trabajaban en una estancia de Crucesitas 7ª, fueron vistos por última vez el 13 de enero de 2002 en Viale y una historia de misterio sobrevuela el centro rural de Entre Ríos.

José Rubén Gill, Norma Margarita Gallegos y sus hijos María Ofelia (12), Osvaldo José (9), Sofía Margarita (6) y Carlos Daniel (4) desaparecieron un día sin dejar rastros.

El 12 de enero fue el último día que los vecinos los vieron por la zona y al día siguiente estuvieron los seis en un velatorio en Viale, a 20 km del lugar donde residían; el resto es misterio y sus parientes se enteraron de la desaparición recién después de tres meses. En la casa nada hacía presumir que se hubieran marchado, pero corrieron comentarios de que estarían trabajando en otra provincia. Se habló también de problemas familiares y de peleas con el dueño de la estancia.

Gill era peón en el establecimiento rural La Candelaria, propiedad de Alfonso Goette; Norma Gallegos, trabajaba en el campo y cocinaba en una escuela. Con su desaparición dejó sueldos sin cobrar y en la casa quedaron muebles, electrodomésticos, documentos, ropas y fue el propio Goette quien dio a entender, meses después de la desaparición de la familia, que podrían estar con parientes de Santa Fe o haber viajado en busca de otro empleo en el nordeste.

A 10 años de la desaparición de una familia completa, no hay un sólo dato que permita conocer qué pudo pasar con ellos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here