Crespo: Tras el debate público por la niña de 11 años embarazada, explican qué es el “aborto no punible”

0
3

Durante la semana se produjo un intenso debate público en relación al hecho ocurrido en General Campos, donde una niña de 11 años quedó embarazada, producto de haber sido supuestamente abusada por otro menor de 17. Mientras la justicia dirime si el hecho denunciado reúne los requisitos tipificados para este tipo de delito, la controversia de que si la adolescente debe o no continuar con el embarazo, se instauró en los distintos ámbitos.

En un principio, la madre de la pequeña presentó ante la justicia un pedido de autorización, para que le sea interrumpido el embarazo a su hija, petición que estuvo dejando sin efecto en las últimas horas. El escrito aludía a la figura del “aborto no punible” y requería poder hacer uso del derecho que a su entender le correspondía en ese sentido. En lo que refiere al aspecto legal de este planteo, la Dra. Mariela Britos, explicó: “El Código Penal Argentino establece el aborto no punible, es decir, permite que se les realice esta practica a todas aquellas embarazadas cuando su vida corre riesgo, cuando es fruto de una violación o ha sido un atentado al pudor de una mujer con discapacidad. El Código es muy antiguo y la manera en que está redactado hace que su interpretación sea muy discutida en la justicia. La jurisprudencia (fallos que se toman como antecedentes) es muy variada, pero no obstante ello, se encuentra en vigencia un protocolo nacional dictado por el Poder Ejecutivo en 2007, que determina que los médicos deben entender como motivos para los abortos no punibles, las violaciones en general y aquellas que tienen como víctima a una mujer con discapacidad. Como consecuencia de ello, la legislación actual establece que no se requiere ninguna autorización judicial para llevarlo a cabo, ya que está dentro de las facultades del médico. Esta postura se adoptó también a los efectos de no volver a someter a una mujer violada a un montón de situaciones estresantes y traumáticas, que sólo revictimizan a quien ya padeció semejante atropello. El protocolo mencionado establece que la violación es una causal, por lo tanto cuando ocurre se podría plantear el aborto sin necesidad de recurrir a ninguna autorización judicial ni ningún comité de ética, ya que la valoración requerida es la médica. Obviamente que previo a proceder debe ser evaluado el estado de salud en el que se encuentra la futura mamá y en lo que refiere al estado psicológico de la misma, se debe pedir la certificación de un médico psiquiatra que avale la intervención”.

Al finalizar esta semana, referentes de algunas organizaciones no gubernamentales estuvieron tomando contacto con la familia en cuestión, a fin de acercarles información y asesorarlos de métodos de interrupción de embarazos a través de fármacos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here