Crespo: Relacionan aparición de luces extrañas con el “Fenómeno OVNI”

0
1

cielo estrellasLa posible existencia de OVNIs (Objetos Voladores No identificados) y vida inteligente en otros planetas ha generado miles y miles de horas de estudio de investigadores, científicos y otros especialistas. Aquel argumento de que “no podemos estar solos y que existe vida extraterrestre en el universo” se acrecienta cada vez que aparecen luces extrañas en el cielo. Esta semana en Crespo, fueron furor en las redes sociales, comentarios sobre la aparición de formas luminosas y coloridas en el cielo, las que fueron vistas por numerosos vecinos. Cada uno a su medida, le fue adosando detalles y características a estas supuestas “bolas de fuego” que habrían surcado el cielo crespense en horario nocturno.

Una mujer que vive en inmediaciones de Falucho y Sarmiento, comentó que “al ver comentarios en Facebook, que unos vecinos observaron luces en el sector sureste, fui al patio, desde no tengo vista para ese sector, por otras construcciones, pero en el noreste me encontré con luces titilando y lo que me llamó la atención, es como cambiaban de color. Lo que yo vi, parecía estar estático” afirmó.

Quienes vieron los objetos, aseguran que tuvieron un paso fugaz (destacaron su luminosidad), pero como en muchas otras partes que se dieron avistajes parecidos, no se tuvieron los elementos como para comprobar científicamente su relación con el fenómeno antes mencionado.

Berta Vega López, de origen peruano y que está viviendo desde hace 10 años en la ciudad, también aportó al debate, señalando en que “lo que pude ver en esta ocasión, fueron satélites, que pasan en segundos. En Crespo no he tenido la oportunidad de ver OVNIs, pero sí en mi país. De noche, hay que diferenciar los aviones, los satélites y las naves que pueden quedar detenidas en el aire, que los aviones no lo pueden hacer por ejemplo. Científicamente, por la gravedad y demás situaciones técnicas, los movimientos son muy distintos. En Perú, he tenido la experiencia de poder ver hasta un extraterreste, en 1976. Tenía casi 2 metros, una caja negra como un televisor de 14” con dos antenas y un cinturón plateado”. Acotó que “mucha gente no cree, pero sí otras personas. A mí, la experiencia me hace creer que sí existen. Cuando mi esposo estaba vivo, me decía que yo estaba loca y después, él mismo corría para verlos”.

El interminable debate sigue y seguirá, las opiniones son y serán encontradas y también el análisis que cada uno hará del fenómeno, dependerá del color del cristal con el que se lo mire.