Crespo: Por mayoría se aprobó un aumento del 35% de la Tasa Gral. Inmobiliaria

En la sesión del Honorable Concejo Deliberante del lunes 5, quedó aprobado por mayoría, el proyecto de ordenanza que regula el cobro de la Tasa General Inmobiliaria, correspondiente al año 2012, incrementándola en un 35%. El concejal Dr. Alejandro Canavesio (PJ), argumentó la propuesta diciendo que la sanción de dicha normativa hará que Crespo esté en sintonía con el resto de los municipios, quienes también se encuentran realizando una readecuación de los valores de sus Tasas y agregó: “En esta ciudad la TGI no es modificada desde el 2008 y la inflación, el aumento salarial y el precio de los insumos están por encima del 35% solicitado en esta oportunidad por el Poder Ejecutivo. El proyecto incorpora en la ‘zona A’ a todas las calles de barrio San José y cuadras de Moreno que han sido recientemente pavimentadas. Se va a establecer como valor económico del metro cuadrado por mejoras, una suba del porcentaje mencionado con respecto al importe vigente, para las 6 categorías, resultando así un costo para la categoría 1 de $1.147.05, para la categoría 2: $935, categoría 3: $675, categoría 4: $ 472,50, categoría 5: $133,50 y para la categoría 6: $202,05 (por metro cuadrado de mejora). También se establece un incremento del 35% en los valores fiscales de la unidad del suelo para las 4 zonas, conjuntamente con la Tasa mínima anual de las 5 zonas, cuyo mínimo será de $1.350. Desde el 2008 a esta parte, el intendente Juan Carlos Brambilla, consideró que era mejor esperar hasta finalizar el mandato para aumentar las Tasas, pero estamos ante el comienzo de un nuevo período y se ha a advertido que hay un desfasaje entre lo que se viene cobrando y los gastos que los servicios implican”.

La oposición manifestó su desacuerdo con este proyecto, dando cuenta que a su criterio no era el momento indicado para establecer un aumento de Tasas. Primeramente el concejal Dr. Hernán Jacob (UCR), señaló como fundamento que: “Consideramos que la fijación del precio de las Tasas debe estar ligado a un mayor debate, que posibilite arribar a un consenso suficiente. El contexto económico nacional y provincial no es demasiado alentador y de hecho se han anunciado quitas de subsidios a los servicios públicos, existe un aumento generalizado en todas las Tasas e impuestos, se han incrementado los costos generales de otros bienes y servicios y es muy probable que otros rubros sufran aumento, dada la quita de subsidios a la energía y el combustible. Todo indica que el año que viene el bolsillo del contribuyente va a recibir un ‘golpe duro’. Expresamos estas consideraciones no para evitar el aumento de las Tasas, sino para advertir del panorama que se viene en post de la salud de las finanzas municipales. Cuando a la gente ‘le ajusta el zapato’, lo primero que dejan de pagar son los impuestos y Tasas, entonces el aumento debe ser debatido de un modo más amplio, no vaya a ser que esta ordenanza tiende a mejorar el equilibrio de las cuentas públicas bastantes deterioradas de la Municipalidad, tenga un efecto contrario y termine aumentando el índice de morosidad de la recaudación propia. Ojalá que así no sea”.

Seguidamente, el edil Horacio Cabrera (FVC), hizo uso de la palabra y en su alocución argumentó de manera similar la postura de su bloque. “Queremos adherir a lo expresado por el concejal Jacob, porque se debió haber esperado un poco más para sancionar este proyecto, evaluándolo conforme lo que se defina en el ámbito nacional y provincial y fundamentalmente considerando cómo van a quedar los bolsillos de los contribuyentes. La clase media es la más sometida, la que aporta rigurosamente a las arcas municipales y probablemente sean los que vean deteriorados sus ingresos, porque la inflación no reconocida, va diezmando mensualmente el sustento de las familias. Hubiese sido prudente hacer un análisis de costos en función del crecimiento que va teniendo la ciudad y a partir de ahí, determinar cuál es el incremento que deben sufrir las Tasas. Nadie niega que es necesario readecuar los montos, pero debe darse en función de la prestación que se brinda y por lo que vemos, no ha cambiado mucho en los últimos tiempos, por lo que la amortización de costos debe ser acorde a la capacidad contributiva de los ciudadanos”, dijo el vecinalista.

Finalmente, el proyecto fue aprobado por mayoría, contando con el voto afirmativo de los ediles: Eduardo Haberkorn, Araceli Götte, Alejandro Canavesio, Nydia Sosa y Romina De Jean.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.