Crespo: La Policía frustró simultáneos intentos de secuestros virtuales

0
1

El Observador conoció en las primeras horas de la tarde del jueves 1 de marzo, que la policía local logró interrumpir la concreción de al menos 7 secuestros virtuales en la ciudad, pero no se descarta la posibilidad de que se susciten nuevos intentos en otros hogares, por lo que desde la comisaría se puso énfasis en prevenir y alertar a la población.

Siendo las 15.35 se hizo presente en la dependencia un empresario avícola de la ciudad dando cuenta que había recibido un llamado telefónico a su teléfono celular de una persona de sexo masculino que le manifestó primeramente que su esposa había sufrido un accidente de tránsito, para luego de unos momentos de diálogo, expresarle que en realidad se hallaba secuestrada. Ante ello esta persona se dirige a su domicilio constatando que su esposa no se encontraba, al igual que su vehículo personal, verificando que algunos cajones de muebles se hallaban abiertos, no pudiendo tampoco establecer comunicación con su teléfono celular, por lo que dio inmediato aviso a la Comisaría local. Con esta información desde la dependencia se pudo establecer que el vehículo había salido presurosamente de la ciudad de Crespo tomando Ruta 12 con destino presunto a la ciudad de Paraná. Inmediatamente se emitió un alerta radial dando intervención a Comisarías y Puestos Camineros, partiendo en persecución un Móvil policial y otros vehículos con personal policial de Comisaría Crespo, lográndose la intercepción del rodado en la ciudad de Paraná en la intersección de calle Salellas y Avenida Almafuerte. Allí se comprobó que se movilizaban la esposa del damnificado y una empleada. La primera manifestó que siendo las 14.45 Hs. había recibido un llamado telefónico a su celular, mediante el cual una persona, aplicando el mismo ardid que a su esposo, había logrado que le brindara datos de conyugue y de su hijo, manifestándole finalmente que tenían secuestrado a su hijo. Luego de obligar a que descolgaran el teléfono fijo de la vivienda y que no cortara la comunicación vía celular, la conminaron a dirigirse a un local ubicado en inmediaciones a la terminal de ómnibus donde debieron cargar la suma de pesos doscientos ($200) en las cuentas virtuales de dos teléfonos celulares con características de la provincia de Córdoba. Bajo amenaza a la integridad de su hijo obligaron a la mujer a juntar una significativa cantidad de dinero, y que se dirigiera primeramente a la localidad de María Luisa para dejar el dinero allí, para luego indicarle que siguiera hasta la ciudad de Paraná. En dicha circunstancia fue interceptada por personal policial en cercanías del Parque Industrial de Paraná, donde fue anoticiada que su hijo en realidad se encontraba bien y que se trataba de un secuestro virtual, regresando a la ciudad de Crespo escoltada por funcionarios policiales locales.

Siendo las 16.30 y constituidos en la dependencia se recibe un nuevo llamado telefónico, originado en una empresa de turismo ubicada en calle Sarmiento de Crespo, informando que habían recibido un llamado telefónico a un celular desde un número desconocido informando que tenían secuestrado a un integrante de la familia. Con la premura del caso se dirige personal policial entrevistando a la hija del supuesto secuestrado, quien informó que había reunido una suma de dinero que le era requerida por los captores de su padre, hallándose

totalmente shockeada por la situación. Una vez que se logró calmar a los integrantes de la familia e impedido que se efectuara ningún tipo de pago u operatoria financiera, se montó un rápido operativo en la ciudad logrando dar luego de aproximadamente 15 minutos con el ciudadano en cuestión, quien fue hallado por personal policial con la colaboración de un allegado a la familia que lo visualizó en un negocio local, hallándoselo indemne. Según manifestara la damnificada, siendo las 16.15 al hallarse en la empresa antes aludida acompañada por su hermana y una empleada, recibió un llamado telefónico al número fijo del local, por el cual una persona de sexo masculino, que se identifica como “Policía de Transito”, le mencionó precisamente que una persona de la empresa había sufrido un accidente, contestándole que se encontraban todos pero dándose cuenta que su padre no estaba en el local y que no se hallaba su vehículo particular. Debido a la noticia entra en pánico y comenzó a darle información sobre su padre. Seguidamente quien hablaba le pasó el teléfono a otro sujeto que –luego se daría cuenta- se hizo pasar por su padre diciéndole que había sufrido un accidente y que no veía nada, generando mayor preocupación e incertidumbre. Continuando con el ardid le piden un número de celular para comunicarse, brindándole el celular de otro familiar, quien en ese momento había ingresado al local. Momentos luego esta persona recibe un llamado teléfonico desde de un celular con el número bloqueado para visualizar, manifestando en tono agresivo que el supuesto accidentado estaba secuestrado, manifestándole que juntaran todo el dinero que tuvieran y se dirigieran a la plaza central de la ciudad donde le iban a entregar a la persona. En dichas circunstancias se comunican con la Policía, cuyos funcionarios se presentaron de inmediato logrando luego de unos minutos dar con su padre con la colaboración de otro allegado a la familia.

Por otra parte, siendo las 18.20 se hizo presente en la Guardia de Prevención de Comisaría Crespo un ciudadano, quien manifestó que faltaba de su domicilio su padre, de 68 años de edad, domiciliado en esta ciudad y por cuya ultima comunicación tenia conocimiento que podría haber sido secuestrado, movilizándose en su vehículo personal. Con los datos brindados se emitió un nuevo alerta radial y a los móviles que operaban en Crespo e inmediaciones con la finalidad de dar con esta persona ante la presunción de que también podría tratarse de un secuestro de tipo virtual. Esta búsqueda se extendió hasta las 19:50 Hs. en que es localizado por personal policial que circulaba en inmediaciones de calle Moreno en compañía de un familiar que lo identificó, siendo localizado también ileso. El mismo manifestó que siendo las 18:00 Hs. en circunstancias en que se encontraba en su domicilio acompañado por su esposa, atiende el teléfono de su hogar. En dicho llamado una voz masculina desconocida, le manifiesta que su hijo había sufrido un accidente. Debido a la noticia entra en pánico y comienza a brindar a esta persona información de su hijo. Quien le hablaba le solicitó a su vez un número de celular para continuar la conversación, brindándole el suyo propio. Momentos luego recibió a su celular un llamado originado en un número con característica de la provincia de Córdoba, manifestándole la misma voz que su hijo en realidad estaba secuestrado y que juntara dinero y comprara varias tarjetas telefónicas. Ante la amenaza, en su vehículo se dirigió un comercio local, donde adquirió mil doscientos pesos ($1200) en tarjetas de teléfono de diversas empresas, conminándolo en todo momento este individuo a que no cortara la comunicación porque la vida de su hijo corría peligro. También en dicho local realizó, siempre bajo indicaciones telefónicas, una recarga virtual a dos números por el valor de doscientos pesos ($200) y también una carga por el mismo valor a un número con característica de la provincia de Córdoba. Pasada una hora y al finalizar las cargas la voz le ordenó que apagara su celular por el lapso de diez minutos. Seguidamente recibió un nuevo llamado telefónico de este sujeto que le indicó que su hijo ya había sido liberado. Minutos luego es localizado por su hijo y personal policial, constatando que había sido víctima de un engaño.

Cabe consignar que a partir de las 17:45 Hs. coetáneamente a los hechos narrados se recibieron varios llamados telefónicos a la Oficina de Guardia de Comisaría Crespo de vecinos de la localidad que daban cuenta de haber sufrido el mismo tipo de llamados extorsivos, habiendo logrado comunicarse con los familiares supuestamente secuestrados, alertados de la situación debido a la inmediata difusión que se dio desde la dependencia a través de los medios televisivos, radiales y electrónicos de la localidad. Los tres casos descriptos fueron los más significativos, no obstante lo cual se tomó conocimiento de alrededor de seis casos más que fueron desactivados gracias a la inmediata y amplia difusión pública de las medidas elementales a tomar en caso de recibir este tipo de llamados y a la contención que se brindó a quienes se acercaron a la dependencia policial.

Preventivamente se montó un operativo de control de accesos a la ciudad de Crespo con colaboración de personal de Puesto Caminero Diamante, alertando asimismo a los puestos camineros ubicados sobre rutas 12 y 131 y Puesto Túnel. A través de Jefatura Departamental se alertó a Comisarías de ciudad de Paraná, Campaña, Nogoyá y Diamante, dispositivo que se extendió preventivamente hasta horas de la noche, circunstancias en que cesaron los llamados telefónicos de naturaleza extorsiva.

Comisaria Crespo aconseja que ante llamados de esta índole:

* Se dé aviso de inmediato a la dependencia policial, ya sea en forma personal o llamando al 101 (gratuito).

* No apagar los celulares. No descolgar los teléfonos fijos de la vivienda.

* Recuerde que este tipo de maniobra delictiva persigue generar un repentino y alto grado de stress debido a lo angustiante y traumático de la situación, evitando que la víctima razone y sea proclive a ser manipulada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here