Crespo: Pescaderías sufren la falta de especies por la veda y la bajante del río

0
0

En consonancia con la situación que atraviesan la mayoría de las pescaderías de otras localidades, en Crespo también se sufre la falta de algunas especies, debido a la veda y la bajante del río. Quienes se dedican a la comercialización de este saludable producto, indicaron a Canal 6 y El Observador, que ambos motivos dificultan la reposición de algunas piezas. Sostuvieron que “si el proveedor es de pescar con maya grande, se le ha complicado poder sacar sábalos, boga, dorado, surubí y se extraen pocas piezas de patí, moncholo y mandubé, pero son de menor tamaño al habitual de otras épocas”. Los comerciantes crespenses se mostraron un tanto disconformes con el tiempo prudencial con que se ha dictado la veda, argumentando que “se podría llegar a sacar pescado hasta un mes antes del desove si todos fuésemos cautelosos, el problema que está pasando se genera porque no se respetan las medidas mínimas de las piezas que se pueden pescar y terminamos pagando todos”, dijo uno de ellos.

Con respecto a la bajante, revelaron que como dice el dicho “a río revuelto, ganancia de pescadores” y justamente está ocurriendo lo contrario, ya que se aquietan las aguas del Paraná. Por estos días no se están trayendo demasiadas unidades del noble alimento desde el puerto de Diamante y quienes se esfuerzan por tener sábalos para sus clientes, han recurrido a pescadores de Coronda (Santa Fe).

Pese a estas dificultades, los precios se han mantenido desde que transcurrió la Semana Santa, vendiéndose el sábalo a $ 10 el Kg., el surubí a $ 20 por Kg., el patí y mandubé a $ 16 el Kg., el moncholo a $ 12 el Kg. y el amarillo a $ 10 por Kg. Sólo los filets y preparados sufrieron algunos incrementos a lo largo de este período, en virtud de las especies y el pan rallado que se utiliza, insumos que fueron aumentando en el mercado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here