Crespo: Médica no está de acuerdo con la masiva aplicación de la vacuna contra el neumococo

4
6

Desde hace unas semanas, en casi todos los hospitales entrerrianos se está vacunando contra el neumococo a todos los menores de 2 años, a fin de evitar que contraigan graves enfermedades respiratorias e incluso la meningitis. Si bien estas dosis están incluidas en el calendario oficial obligatorio, la Dra. Carmen Talbot, médica de esta ciudad, manifestó a Canal 2 y El Observador, que no la recomienda en todos los casos y argumentó: “No estoy de acuerdo con que se vacune a todos, porque si el niño tiene en buen estado su sistema inmunológico, no necesita colocarse proteínas de patógenos, que ni siquiera son de su cuerpo. Ya ha sucedido en otros países, que tras implementarla hacen una investigación algunos años después y deciden sacarla, porque terminó produciendo más neumonía que beneficios. Por respeto a mis pacientes me abstengo de indicar aquellas cosas que implican mucho riesgo, me parece que hay que estudiar bien cada caso. Personalmente la recomiendo en el consultorio cuando los chicos tienen bajas sus defensas, padecen una enfermedad oncológica, tienen altos niveles de diabetes que no están bien controlados o cuando hay indicios y antecedentes de enfermedades respiratorias graves, porque en esos casos sí existe un riesgo. A nivel mundial se le da mucha importancia al hecho de ponerle vacunas a todo el mundo, con lo cual no estoy de acuerdo. Se sabe que las vacunas antigripales, por ejemplo, contienen cepas americanas del hemisferio norte donde se encontró el virus y nosotros como monitos nos ponemos lo que nos mandan, que es lo que les queda”.

En este contexto, la profesional se permitió recordar lo ocurrido en Argentina en 1988, cuando una partida de vacunas llegó infectada con el virus del HIV. “Todos recetaban Ceroglubín T para aumentar la defensas a niños, adultos y ancianos, pero lo que parecía ser una solución, fue un gran problema. Vino al país una partida proveniente de Francia con virus del SIDA y gracias a Dios en Córdoba frenaron su aplicación”, dijo Talbot.

La médica recomendó que la mejor prevención es enseñarle a la gente a mantener elevadas sus defensas, lo cual se logra con una buena y sana alimentación. “Comer saludablemente, controlar el aporte nutricional diario, hidratarse bien, dormir lo suficiente, hacer actividad física y encontrar el bienestar emocional es fundamental. Dios dispone y nada se le escapa de las manos, en eso tenemos que confiar. A veces se le da poca trascendencia a los pensamientos y sin embargo debemos cuidarlos, ya que si siempre son negativos o nos invade el rencor o los malos sentimientos, baja el sistema inmunológico, el nivel de producción de ciertas hormonas cerebrales, aumenta la adrenalina y la persona se envejece antes de tiempo, además de incrementarse las posibilidades de contraer enfermedades”, explicó la profesional.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here