Kruger habló de la falta de matrícula en peluqueros, peligros por uso de formol y del pedido para que Crespo adhiera a una ley

0
532

La Federación Entrerriana de Peluqueros, Peinadores y Afines, presentó en los últimos días del año pasado ante el Concejo Deliberante de Crespo, una nota a través de la cual, solicita que el municipio adhiera a la Ley Profesional 7190, que establece la obligatoriedad de poseer matrícula habilitante para desempeñarse en las actividades mencionadas.

En diálogo con El Observador, el presidente de dicha entidad, Juan Carlos Kruger, explicó que “estamos solicitando que todos los municipios que aún no han aprobado esta adhesión, que lo hagan. Es fundamental que quienes desempeñen esta profesión, tengan su matrícula, que se les exija la misma, porque nos estamos encontrando con muchos casos de mala praxis en los salones de peluquería, por ejemplo, por el uso de formol, que es un producto utilizado para los alisados y que está prohibido. Necesitamos que la municipalidad tome cartas en el asunto y a través del Concejo Deliberante, apruebe una ordenanza. En Paraná tenemos denuncias de personas que quedaron internadas en sanatorios, por el uso de ese producto, que está comprobado científicamente que genera daño a la salud”.

El dirigente mencionó que con esta legislación en la ciudad, “cuando se habilite un negocio de peluquería, el dueño tendrá que presentar su matrícula. De esa manera, el municipio contará con la garantía que quien esté a cargo del mismo, sabe de las disposiciones que se deben cumplir y respetar. Incluso se entrega una oblea, con el sello de la municipalidad, dejando aclarado que ese salón está adherido a las legislaciones vigentes. Cuando nos reunimos en su momento con el intendente de Crespo, nos dijo que daría su apoyo a todo aquello que cuidara la salud y precisamente esa, es una forma de proteger a la comunidad. Lo mismo a los concejales, les pedimos que nos acompañen en esta batalla”.

– En su última visita a El Observador, había dicho que una gran parte de los peluqueros de Crespo no tenían su matrícula: ¿Cambió esa cantidad?

– En ese momento hablábamos de un 80%. Creo que ahora mejoró en un 10%. Es decir, sigue faltando mucho en ese sentido. Hoy es difícil tener una cifra exacta, porque hay muchos locales que ni siquiera están registrados en la municipalidad…

– ¿Se está usando mucho formol en las peluquerías?

– Sí, para los alisados. Es un trabajo que se cobra entre $ 2.000 y $ 3.000 y que está produciendo un grave daño y eso está comprobado científicamente. La ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) lo prohíbe totalmente. Imagínense que se coloque eso en la piel, durante 3 horas, lo que va filtrando en el cuero cabelludo. Es lamentable que los colegas no miren ese problema. Y hay testimonios, como una mujer de San Salvador, que hacía alisados, porque era su ganancia y ahora, ella misma se pone como ejemplo: tiene problemas nasales, en la garganta y una serie de inconvenientes más de salud, producto del vapor y de trabajar tantas horas con ese producto. Los intendentes deberían entender que exigiendo la matrícula, saben que esa persona, al formol no lo va a usar y si lo utilizan, será penado.

– ¿Qué cantidad de municipios han adherido?

– Hemos logrado que casi todas las ciudades de la provincia lo aprueben. Hay algunas que lo tienen, pero no lo aplican, porque tienen miedo que les sea negativo políticamente y me parece una barbaridad que un dirigente, autoridad de un pueblo, diga eso, porque lo primero que tiene que estar, es al servicio de la comunidad y de cuidar la salud de la gente. Y aprobando esta ordenanza, no va a perder votos, todo lo contrario, los va a ganar. A esta ley, únicamente la tiene Entre Ríos, hemos luchado mucho para lograrla… Yo recorro el país dictando conferencias relacionadas a esta legislación y es admirable lo que tenemos, lo reconocen en otras provincias, pero en Entre Ríos, que la tenemos, no la aplicamos correctamente. Incluso hay academias que saben que existe, pero no les enseñan a sus alumnos que deben obtener la matrícula para poder ejercer y les están haciendo un gran daño a ellos, porque de esa manera, el título que le otorgan, no tiene validez legal.