Crespo: Explican sobre consultas realizadas por el traslado de boliches

0
4

Schmidt evangelinaLa Juventud Radical de Crespo realizó una encuesta para conocer la opinión de la comunidad, en especial de los jóvenes, sobre el proyecto que ingresó días pasados al Concejo Deliberante, sobre el traslado a las afueras de la ciudad, de los boliches bailables y otros locales nocturnos. Evangelina Schmidt, dirigente de la JR, comentó a El Observador que “decidimos hacer una encuesta y nos encontramos con unos cuantos inconvenientes que los chicos nos han comentado, que ven por las noches, como los de la violencia o el alcohol en menores. Si la idea es trasladarlos fuera del área urbana, a la gran mayoría de los jóvenes, que generalmente no andan en autos, les quedaría más lejos y sería más peligroso, porque por ejemplo, deberían cruzar las rutas. No hay nada claro en el proyecto, porque no dice hacia dónde se los trasladaría. Hicimos 350 encuestas, abarcamos el Instituto Comercial, la Escuela Técnica, la Escuela Nº 60, la Nº 54 nocturna, la Nº 187 y la San José. El Instituto Sagrado Corazón no nos autorizó a realizar el sondeo dentro de las aulas, porque sus directivos entienden que era un tema para no abordar dentro de la institución, así que fue un grupo de chicos que quedó afuera. Pero en las otras escuelas nos atendieron muy bien, los docentes se interesaron mucho sobre esta iniciativa y la idea es que cuando la terminemos de armar, con los números finales y gráficos, se las daremos a las instituciones educativas para que también las puedan evaluar. Nuestra idea además, es presentar este trabajo en el Concejo Deliberante. Al justicialismo les interesó el trabajo que hicimos y querían saber el resultado que dejó el mismo. Lo importante, cuando se lanza un proyecto, es ver la opinión de los partícipes, que en este caso son los jóvenes, los adultos y los dueños de los locales nocturnos”.

Schmidt agregó que “una pregunta que nos hacemos es si es solo para el boliche o para los demás salones, porque ruidos molestos lo puede generar una fiesta privada, un club, un salón de una Iglesia… Hay que ver si se puede solucionar de otra manera, controlarlo un poco más, para no llegar al traslado, porque sería llevar el problema a otro lugar. Si se aprueba, tiene que ser con ciertos requisitos y el dueño del boliche lo que quiere es que si debe trasladarse, que sea con los mismos beneficios que tiene en la ciudad”.