Crespo: Evangelina Jacobi dejaría el Área de Bromatología Municipal

0
9

JacobiA partir de los primeros días de febrero, la Lic. Evangelina Jacobi dejaría el cargo que ocupa, como titular del Área de Bromatología del municipio local. En diálogo con El Observador, la funcionaria confirmó que su decisión pasa por motivos personales, aclarando que “no es por una cuestión política, ni por alguna contradicción dentro del equipo de gobierno” remarcó. La funcionaria valoró “los aportes que la gestión de Ariel Robles le dio al área, como tener un vehículo, lo que nos permitió visitar barrios más alejados y controlar despensas, almacenes, plantas de elaboración de alimentos y demás. Antes, eso se tenía se hacía a pie, con las dificultades de tiempo que generaba. Cuando asumí este cargo, había en Crespo 200 lugares que se dedicaban a la venta de productos alimenticios y ahora hay más de 500 por recorrer y nosotros, inspeccionamos también a otros comercios. Hace 3 meses, pudimos incorporar a la licenciada en nutrición y sanidad de alimentos, Vanina Muñoz, sumándose a quien viene trabajando en el área, el inspector Rubén Sequeira. Ahora, se verá cómo será la continuidad a partir del 2 de febrero” indicó. Jacobi destacó que “han sido casi 6 años con importantes logros. Se creció mucho con respecto a la concientización en las escuelas y en cuanto al cumplimiento de los requisitos y a las buenas prácticas de manipulación de los alimentos que se implementaron en los comercios, expendedores y elaboradores. Ésta, no es una tarea fácil, porque siempre hay un choque cuando uno va a un comercio a exigir algo, que es el cumplimiento de las normativas vigentes. Pero ese choque, se termina cuando el que está enfrente percibe que nosotros estamos persiguiendo un objetivo puntual, que es darles las herramientas para poder prevenir las enfermedades que se pueden generar con los alimentos”. Finalmente, agradeció “a todas las personas que me abrieron las puertas en los jardines de todas las instituciones escolares locales, donde llevamos a cabo distintas charlas, para que cada uno de los chicos salga con algún conocimiento sobre seguridad alimentaria o que conozcan de la importancia del lavado de las manos para prevenir ciertas enfermedades. Los niños a eso lo incorporaron a su rutina diaria, que era el objetivo que perseguíamos”.