Crespo: En accidentes laborales se deberá elegir por una única indemnización

2
0

El 24 de octubre la Cámara de Diputados de la Nación aprobó el proyecto que modifica la Ley de las Aseguradoras de Riesgos de Trabajo (ART), el cual había sido impulsado por el gobierno nacional. Acerca de los alcances de la nueva legislación, el Dr. José Aranguren, profesional de esta ciudad que se dedica a esta rama del derecho, sostuvo que se continuará aplicando la ley anterior con más las modificaciones que se sancionaron en ciertos articulados. La modificación más importante, que ha recibido críticas a favor y en contra, es la eliminación de la doble vía para recurrir o para cobrar las indemnizaciones establecidas en la ley. Anteriormente, el trabajador tenía la posibilidad de percibir un monto indemnizatorio y posteriormente podía reclamar diferencias por la vía civil. Ahora se estableció con carácter de excluyente esa opción para el trabajador. Si elige la vía de reclamo a través de la Ley de Riesgo de Trabajo, va a cobrar las asignaciones tarifadas previstas en la misma, dentro de los 15 días posteriores a notificarse el accidente en el puesto laboral, las lesiones sufridas, incapacidades o incluso en el caso de muerte del trabajador, que lo percibirían sus herederos. La ART deberá hacerle saber al obrero, que está a disposición su dinero, lo cual hará entrega con un detalle discriminado y puntual de cada uno de los rubros que se le liquida. Por otra parte, si escoge la vía civil, sólo podrá limitarse a lo que resulte del juicio. Previamente tendrá que acreditar el daño, presentar un inventario de los montos que reclama, entre otras diligencias que son por ahí más aventurosas, porque hay que reunir determinadas condiciones de probanzas”. El letrado comentó que a su criterio, la eliminación de la doble vía está oponiéndose a una reparación integral de la consecuencia sufrida. En este sentido ejemplificó: “Para un trabajador que pierde un dedo, una mano o sufre alguna incapacidad siendo joven o estando activo, eso es un hecho irreversible. No recupera su capacidad nunca más y de repente una indemnización tarifada es insuficiente o no contempla otras cuestiones del contexto socioeconómico de esa persona ni las secuelas emocionales y demás”. Entre los cambios que incorpora la nueva normativa, Aranguren expresó que “se estableció 20% adicional al monto que le hubiera correspondido al trabajador, cuando el accidente o el daño se produce en el lugar de trabajo o en ocasión de realizar tareas dispuestas por el empleador. Si ocurre una incapacidad total o la muerte del obrero, en ese caso dicho 20% nunca puede ser inferior a $70.000”. No obstante, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social tiene la facultad de actualizar los mencionados valores cada 6 meses, para que vayan acordes a las variaciones reales del mercado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here