Crespo: El sueño de terminar la escuela, inclusive a los 45 años

Adquirir nuevos conocimientos y superarse intelectualmente es un desafío que el ser humano tiene a lo largo de toda su vida. Nunca es tarde para aprender y Lucio “Dindi” García es uno de los tantos testimonios que esta ciudad puede dar de esa premisa. A los 45 años, acaba de egresar como Perito Mercantil con especialidad en Auxiliar de Administración del Instituto Comercial Crespo. Emocionado con su diploma, visitó los estudios del programa “TQV” que conduce Ezequiel Carlson y que se emite por Canal 6 Entre Ríos TV, donde expresó: “Haber terminado la escuela secundaria es una sensación inexplicable. Ese momento sobrepasó lo que había imaginado, porque bajé del escenario orgulloso de que me esperaran mi madre, mi esposa y mis hijos. Sentí que completé una etapa que me había quedado inconclusa. Cuando terminé la primaria comencé el secundario, pero abandoné. Era la época del proceso militar, todo era difícil y tuve que trabajar. Fue una materia pendiente hasta los 42 que retomé y realmente el esfuerzo valió la pena”.

Estudiar de adulto tiene otros objetivos y consecuencias. Se concurre a la escuela porque se quiere aprender, no por obligación. Los años hacen que las actividades aúlicas se vivencien de manera distinta a como se apreciaban siendo adolescente, porque hay realidades y experiencias superadas. Igualmente no resulta sencillo dar el primer paso y comenzar, momento sobre el cual García recordó: “Me daba mucho pudor pensar qué iban a decir de mí por la edad, pero fueron sólo prejuicios y mis compañeros y profesores me demostraron que estaba equivocado. No lo hacía por el qué dirán y actualmente puedo decir que tendría que haberlo hecho antes. Los jóvenes se sienten acompañados por los mayores y son colaborativos con el proceso de aprendizaje que uno lleva adelante”.

Lucio García repartió sus tiempos entre el flete de la florería, emprendimiento familiar que es su medio de vida, la atención que le demandan sus hijos: Marilyn (22), Leonardo (18) y Ana Paula (15) y el estudio. Comentó que inglés fue la materia que más le gustó, porque en sus tiempos de adolescente escuchaba Jhon Lennon, tal vez sin entender lo que los temas decían. “Los docentes descubrieron ese interés en mí y fue la clave para dedicarle tiempo a esa asignatura”, dijo el crespense. Señaló también que informática le costó un poco más, pero que descubrió Internet y notó lo mucho que tenía por conocer.

García instó a todos los que por diversas razones no pudieron terminar sus estudios, a que lo inicien en el 2012 y agregó: “Tienen que animarse, porque es maravilloso. Puede haber algún momento de flaqueo, de hecho los tuve cuando ocurrió el conflicto con el campo y no tenía mucho trabajo. Pero el panorama es más alentador que en esos tiempos y seguro ahora les va a ir bien”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.