Crespo: D’Alessandri habló del traspaso del predio del Ejército y de la actualidad del Destacamento

0
7

D alessandri [1600x1200]Visitó el “Centro Radial, Televisivo y Periodístico de Entre Ríos”, el jefe del Destacamento de Vigilancia del Ejército, Tte. Cnel. Gustavo D’Alessandri, quien dialogó con el Cont. Fernando A. Huck, Director de El Observador y conductor del programa “Grandes Reportajes”, que se emite los martes y jueves a partir de las 21.30 por Canal 6 ERTV. Durante un extenso reportaje de 1 hora, el funcionario militar habló de la institución que dirige, del presente de esta fuerza en el país y dio su opinión sobre el proyecto que el municipio viene trabajando para que las 28 has. del Ejército, pasen a la comuna y allí se desarrollen actividades culturales, deportivas y recreativas. Algunas de las preguntas fueron éstas:

– ¿Para qué le sirve al Ejército tener hoy un Destacamento de Vigilancia?

– El Ejército cuando desactiva una unidad militar, como pasó con la Compañía de Munición en Crespo y no alcanza a crear otra unidad, le pone el nombre de “Destacamento de Vigilancia”, donde se hacen actividades no operacionales, sino que son administrativas. Estamos bajo la custodia del predio, hacemos mantenimiento y seguridad y si el Ejército considera que en el mismo tiene que venir otro cuartel, dejará de llamarse destacamento y se reactivará otra unidad militar…

– Hay numerosas gestiones que se están haciendo para que el predio pase al municipio…

– Sé que hace varios años se empezó a gestionar eso y vi que hay un proyecto interesante y muy grande para el predio, pero nosotros, desde el punto de vista militar, no hemos recibido una orden al respecto. Si se pudiera concretar, para Crespo sería muy interesante. Pero acá se tienen que dar ciertas negociaciones en lo político, a nivel nacional como para que se pueda concretar.

– ¿En qué ayudó la creación en su momento, del servicio militar voluntario?

– El objetivo era incorporar ciudadanos para que pudieran trabajar como soldados en el Ejército Argentino y más allá de hacer una actividad operacional propia de la fuerza, también puedan aprender algún oficio con el que pueda desempeñarse en el medio civil. Una vez que el soldado se incorpora, permanece en el Ejército, si todo va bien, hasta los 28 años o hasta una solicitud de baja, si es que desea irse. La semana pasada, un soldado de Crespo la pidió, por tener una mejor propuesta laboral. Charlamos unos 10 minutos y cuando me di cuenta que estaba convencido que se quería ir, firmó los papeles y fue dado de baja…  

– ¿Hay interés en los jóvenes de sumarse al Ejército?

– Este año se incorporaron 8 soldados. Ellos, no ganan menos de $ 5.500, con obra social y con una actividad laboral de 8 horas diarias. El soltero tiene la posibilidad de tener casa y comida, es decir, si no tiene donde dormir, tiene su cama, su ropero y el desayuno, colación, almuerzo, merienda y cena…

– En una fuerza que generalmente era para varones, las mujeres fueron ganando su lugar…

– Estuve destinado en el Liceo Militar “General Belgrano” de Santa Fe y pude ver que hay muchas adolescentes del secundario estudiando allí, algunas de ellas siendo abanderadas. El hombre tiene un poco más de fuerza pero la mujer nos gana por su inteligencia. Para sumarse a la fuerza se evalúa todo, la parte física, mental, inteligencia, estudios… Yo designé a una soldado con el premio “Virtud Militar 2015”. El Ejército no es machista, está bien fusionado…

– ¿Hay casos de acoso?

– Como en todos lados y si existe, se toman las medidas del caso, que es la baja inmediata. Las denuncias no son sólo de mujeres. Puede haber acoso de mujer a mujer, de hombre a hombre o de hombre a mujer o viceversa. En Crespo no conozco casos puntuales. Está claro que esto no se debe permitir en ningún lado… 

– ¿Al militar se lo prepara para la guerra?

– Nosotros en este destacamento no realizamos actividades operacionales, pero en otros cuarteles, la tarea primordial es la preparación para la guerra, que no significa que vamos a ir a una o que queremos eso. Tuve la posibilidad de viajar a la ex Yugoslavia, como miembro de la delegación de Naciones Unidas (Casco Azul) para preservar la paz. Estábamos en el medio de dos ejércitos, el serbio y el croata, donde teníamos que mediar. Estuve 8 meses allí, regresé por medio año a Argentina y volví 2 meses más. Fue una gran experiencia, aprendí mucho, porque se pasa por situaciones difíciles. Mi jefe murió, cuando el Jeep que lo llevaba entró en un campo minado… Los militares tenemos que estar capacitados por cualquier cosa, es como el médico, tiene que estar preparado para operar y no hay otra persona que lo reemplace, no puede ir un contador o un albañil. En el caso de que se produjera un conflicto armado, somos los únicos capacitados. Y si no nos capacitamos para la guerra, estaríamos cometiendo un error.

– ¿Estaría de acuerdo que el Ejército intervenga en la lucha contra la droga?

– Es un tema político que no lo tiene que decidir el Ejército, sino los gobernantes y confío en ellos. Nosotros acatamos órdenes. La comandante de las fuerzas armadas es la señora presidenta de la Nación y el Ejército es una institución verticalista y si viene la orden, habrá que actuar…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here