Crespo: “¿Cuándo van a cambiar las leyes?” dijo papá de nene fallecido en accidente

accidenteA poco más de un mes de la muerte del niño Nicolás Zapata de solamente 6 años, su papá Néstor Zapata fue al “Centro Radial, Televisivo y Periodístico de Entre Ríos”, donde le contó al periodista Alejandro Drescher de Canal 6 ERTV, cómo su familia está afrontando este terrible momento que le toca vivir y dio su opinión sobre algunos aspectos que aún siguen siendo un interrogante de aquel viernes 1 de agosto, cuando un auto Dodge (reformado), conducido por un menor, colisionó a la bicicleta en la que se trasladaba su hijo, que falleció instantáneamente. Zapata recordó que ese día, “le dije ‘vamos a buscar a Angie (su hermanita) a la escuela’, pero él prefirió quedarse mirando televisión. Cuando llego (al establecimiento escolar), veo a un inspector que había parado 2 conitos en la calle… hasta que pasó el ‘loquito’ este (en alusión al conductor del Dodge). Por ahí, habrá pasado a 20 ó 25 km por hora, pero lo aparea, según dicen, un primo de él, que vive cerca de su casa y que iba en una moto y se da por correrlo… Segundos después, veo que lo toca a mi hijo y lo tira como 6 ó 7 metros y sobre eso, lo pisa con la rueda izquierda trasera. Lo vi todo, cuando llegué, lo quise abrazar, sentí su último temblor y ahí quedó… Después vino una vecina y dijo ‘mi nene, mi nene…’ porque ella creyó que era su hijo y le dije ‘no… es mi nene, mi bebé…’. El conductor ni amagó a frenar, después reguló y estacionó a 50 metros, porque no tenía frenos… Vos no podés pedirle que tenga conducta una criatura que anda en bicicleta o caminando en la vía pública, cuando sabés que son impredecibles. A la conducta la tenemos que tener nosotros, los grandes, los que manejamos motos, autos, camiones u otros vehículos. Contratamos un abogado amigo, quien me dijo ‘mirá, por la carátula del hecho, nadie va preso… cuanto más, al pibe le irán a dar que trabaje en el hospital una hora por semana o un trabajo comunitario en alguna escuela’. Y después se verá si el vehículo estaba transferido o no, si tenía seguro o no, si tenía carnet o no el conductor, pero más allá de lo que hagamos o no, nadie nos va a devolver a nuestro hijo… Los peritajes no están cómo deberían estar, porque yo vi como sacaban una cosa y otra, después fui y tomé las medidas yo mismo, de dónde lo chocó y a dónde lo pisó y tiene que haber una distancia de entre 9 y 9,50 metros. El tipo en ningún momento atinó a frenar… acá que no digan que fue un accidente… No había nada que lo obstruyera, no lo vio porque no lo quiso ver, no lo esquivó porque no lo quiso esquivar y no frenó porque no tenía frenos… Después qué van a decir, como te dicen los abogados, en un accidente de tránsito, más allá de que si tiene la culpa este o aquel, nadie va preso, entonces: ¿cuándo van a cambiar las leyes? Y otra pregunta que me hago: ¿Por qué ahora en la ciudad puede haber seguridad frente a las escuelas y antes no?… Nos dio tantas alegrías a pesar de que fueron solamente 6 años y 4 meses y nos dejó enseñanzas, aparte era el ‘príncipe’ de la familia… Era un chico obediente, inteligente y cualquiera del barrio puede decir que no vivía en la calle y si salía, siempre era con nosotros”.