Crespo: Problemas de aprendizaje esconden violencia o falta de contención familiar

0
14

El Centro de ayuda al niño de Crespo cuenta con un amplio equipo interdisciplinario, que atiende las dificultades escolares y las problemáticas familiares que los menores presentan y por los cuales son derivados a este organismo desde las distintas instituciones educativas. El mismo está compuesto por Soledad Maitenón, Lic. en Trabajo Social, Rita Vera, psicóloga, Marcela Ramos, psicopedagoga y Valeria Villalba, fonoaudióloga, quienes en diálogo con FM Libertad 98.3 y El Observador, se refirieron a su desempeño. “A lo largo del corto tiempo de existencia que tenemos como equipo, hemos implementado diversas estrategias, para aprovechar de la mejor manera posible las horas de atención. Básicamente las escuelas nos derivan los casos que ellos priorizan de mayor riesgo y urgencia, comprendiendo la evaluación desde los jardineros hasta alumnos de 3° año del ciclo básico. Asimismo, tenemos destinado un día al mes donde vamos a cada escuela, mantenemos una reunión con el personal directivo o con los docentes, que son en definitiva quienes realizan las derivaciones. Con este método se estimula el vínculo entre ellos y nosotras y se establecen tácticas complementarias al abordaje que hace el equipo. Entonces los pequeños reciben un tratamiento terapéutico en el consultorio y una contención de la institución”, explicó Ramos.

La Lic. Vera explicó que si bien la prioridad de atención son los chicos de escasos recursos, el Centro también trabaja con aquellos que tienen obra social, pero que las mismas no le brindan cobertura de sesiones psicológicas, psicopedagógicas o fonoaudiológicas.

Muchas veces los problemas de aprendizajes son la manifestación de problemas familiares o sociales, que los más pequeños no consiguen asimilar y afrontar. “Nuestro equipo busca el trasfondo de cada caso, priorizando en la primera etapa la intervención de Marcela, Rita y Valeria, que por su profesión encuentran el trasfondo. Luego juega el papel de la trabajadora social, que intenta revertir estas cuestiones. Por ahí un chico es derivado, porque no sabe leer, de manera que tenemos que mandarlo con la psicopedagoga, pero también hay que saber dilucidar las causas, como los episodios de violencia familiar que surgen muchas veces. Cuando los padres se separan, aparecen familias ensambladas. El niño está ciertos días con el papá, otros con la mamá y quién ayuda al chico puntualmente. A veces la madre trabaja fuera de la casa, porque dada la economía actual es inevitable y en este contexto se desarrolla otra realidad para los hijos, que la familia debe plantearse”, sostuvo Maitenón.

En cuanto al tipo de problemática que mayoritariamente se suscita en Crespo, Ramos indicó: “Se reciben cuestiones que tienen que ver con inconvenientes escolares y a partir de la detección de las causas, realizamos un tratamiento y posterior seguimiento. Estamos atendiendo a unos 18 chicos, 12 de los cuales se encuentran en tratamiento permanente. Orientamos también nuestro trabajo en poder prevenir los problemas de escolaridad, puesto que cuando son detectados a más temprana edad, existen mejores posibilidades de acompañar al niño en su superación. Para esto, es indispensable el sostén familiar. Hemos observado que los padres están desbordados por las preocupaciones económicas, sociales, que influyen en que los hijos se sientan solos en algunos aspectos. Y allí aparece fuertemente la tecnología como compañía, a través del televisor y la computadora. Si antes pensábamos en el hogar y la escuela como instituciones de formación, hoy tenemos que incorporar a los medios de comunicación, con el riesgo que esto genera cuando no hay un debido control. Cabe aclarar, que no es que a la familia no le importe el pequeño, sino que las escuelas sienten la ausencia o la falta de acompañamiento cuando mamá y papá trabajan todo el día, por ejemplo”. En alusión a esto, la psicóloga expresó: “Advirtiendo esta situación, en 2010 organizamos talleres para padres de jardineros y ahora arrancamos con el dictado de estos cursos para mamás y papás de 1º, 2º y 3º grado de cada establecimiento escolar, donde la prioridad es abordar los roles que cada uno debe tener”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here