Crespo: Campaña solidaria para ayudar a familia que sufrió un incendio

0
6

familia Goette [1600x1200]Benito Goette y Norma Torres tienen una pequeña rotisería en el B° Centenario, la que lamentablemente tuvo importantes daños el pasado miércoles 5 de noviembre, al ser afectado su edificio por un incendio. Para ayudarlos, se inició una campaña solidaria promovida por un grupo de amigos y vecinos y aquellos que puedan y deseen realizar una donación, se pueden dirigir a calle Carbó 585 o llamar al 155-032001. Se trata de personas muy conocidas en el ámbito deportivo, por su permanente y gran colaboración con el Club Atlético Sarmiento y que tienen a su cargo 2 nietos menores, luego de que su mamá falleciera hace 4 años, tras sufrir una neumonía. Norma, acompañada de Griselda Del Valle, en diálogo con El Observador contó que “terminamos el trabajo a las 22.30, apagamos todas las cosas, pero aparentemente algo quedó encendido y que fue lo que originó el incendio. En un determinado momento, golpean la puerta de mi casa y cuando atendemos, nos encontramos con un policía que venía a avisarnos de lo que estaba pasando, luego de recibir el llamado de un vecino del barrio, ‘Seba’ Metz, a quien le agradecemos. Nos levantamos, fuimos a la rotisería (contigua a la casa) y nos encontramos con este panorama desolador. Estaba todo quemado, pero ya no había llamas… Pudimos rescatar la heladera, el freezer y un horno pizzero, pero se dañaron las instalaciones, perdimos todos los utensilios, además de los alimentos que había comprado para toda la semana. Se nos quemó el cielorraso, la cocineta, el extractor… Para nosotros, que lo hacemos con mucho esfuerzo, es una gran pérdida. Era nuestro ingreso, mi esposo hace unos años que está operado del corazón y tenemos a cargo 2 nietos, Eliseo (3) y Jerónimo (4), hijos de nuestra hija María Belén, quien falleció hace 4 años, cuando tenía 21”. Griselda por su parte comentó que “con Norma y Benito, cuando nos pasa algo, mutuamente nos ayudamos. Gracias a Dios, fueron cosas materiales, que con el tiempo se pueden recuperar, lo más importante es que a ellos y a los chiquitos que están criando no les pasó nada. María Belén era mi ahijada, su fallecimiento fue algo muy repentino y muy duro para nosotros y en lo que pueda, siempre los voy a ayudar. A esta rotisería la hicieron con mucho sacrificio, juntando pesito por pesito, trabajando los domingos y días de lluvia, haciendo tortas fritas, para ir comprando los materiales que este incendio destruyó. Nosotros iniciamos una campaña solidaria y si alguien tiene alguno de estos elementos de cocina que les sobre o que no utilice o quiera colaborar de alguna manera, que se acerque a Carbó 585. Benito, Norma y fundamentalmente sus 2 nietitos, se lo van a agradecer infinitamente”.