Crearon un dispositivo que transforma el aire en agua

0
3

aire-agua-VALEKristof Retezár, un estudiante avanzado de la Universidad de Artes Aplicadas de Viena, Austria, ha logrado una nueva forma de saciar su sed en el camino. Ha inventado un dispositivo verdaderamente ingenioso y sencillo llamado Fontus, que no es otra cosa que una “botella de auto-llenado de agua para la bicicleta…”.

El invento consiste en un accesorio para anclar a la bicicleta y que es capaz de llenar una botella con agua a medida que se avanza pedaleando, gracias a la energía del sol y el agua que está presente en el aire en forma de gas.

Este dispositivo utiliza el principio de refrigeración termoeléctrica. En una hora de trayecto se puede juntar hasta medio litro de líquido cuando las condiciones ambientales son ideales.

Fontus es un novedoso y sencillo mecanismo. Está montado en el cuadro de la bicicleta y posee un diminuto refrigerador llamado Peltier Element, que tiene dos funciones: enfriar en la parte superior y calentar en la inferior.

El aire que entra en el Fontus es congelado para captar el agua, la que al pasar por dos filtros especiales se calienta para transformarse en agua potable.

Cuenta con dos filtros que evitan la entrada de partículas o insectos pequeños y limpian el aire para garantizar que el agua esté lista para consumir. Por el momento no está pensado para la ciudad, ya que el nivel de contaminación del aire originaría agua contaminada.

Fontus usa un panel solar para generar energía eléctrica con la que hace funcionar un pequeño enfriador que baja la temperatura de cierta zona del aparato donde circula aire. Allí el agua del ambiente es atrapada y condensada. El agua que se genera queda en la botella, que se puede sacar del dispositivo y utilizar para beber.

Se puede aplicar en dos áreas diferentes. En primer lugar, puede ser interpretado como un accesorio deportivo en bicicletas, motos y otros medios de movilidad. Útil en largas excursiones en bicicleta, donde la búsqueda constante de fuentes de agua dulce, como arroyos, ríos y estaciones de servicio puede dejar de ser un problema ya que la botella se llena automáticamente.

En segundo lugar, podría ser una forma inteligente de adquirir agua dulce en regiones del mundo donde el agua subterránea es escasa pero la humedad del aire es alta.

“Yo quería traer una solución a muchos problemas, entre ellos la escasez de agua”, dijo Retezár.