Fiscal de Estado, Dr. Rodríguez Signes habló sobre fumigaciones, juicios, tierras fiscales y economía

0
16

Visitó esta semana el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, el Fiscal de Estado de la provincia, Dr. Julio Rodríguez Signes (56 años, ex concejal de Paraná, ex diputado provincial). En diálogo con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador, explicó cómo desde el organismo que dirige se actúa ante cada caso judicial que involucra al Estado. Habló del decreto sobre fumigaciones y el fallo judicial por el que se busca dar de baja el mismo y dio su opinión sobre el presente económico, político y social de Argentina y la provincia.

– Hay una gran preocupación en el sector rural por una medida judicial que rechaza el decreto del gobernador Gustavo Bordet, que estipulaba las distancias a cumplir, en relación a fumigaciones en cercanías de escuelas: ¿Cómo cree que va a terminar esta disputa y pueden trabajar hoy…?

– El año pasado hubo un amparo, que lo promovió el Foro Ecologista de Entre Ríos, planteando que no se debía fumigar de manera terrestre, a menos de 1.000 metros de escuelas y en las aéreas, a 3.000 metros. Como hay 1.000 escuelas (en la zona rural), si uno multiplica la superficie que abarcaba la sentencia, solo con la prohibición de la aplicación terrestre, abarca unas 300.000 hectáreas. Este tema complejo, requiere de mucha investigación. No se puede decir livianamente que este producto es tóxico o no lo es. Requiere del trabajo de especialistas e intervención de muchos organismos, del SENASA, Salud Pública, Ambiente de la Nación y de la provincia. El amparo es para cuando se produce una lesión a un derecho constitucional, pero en forma manifiesta. No se dan las condiciones para discutir por amparo, sin embargo, el Poder Judicial, a través de los jueces que intervinieron, hizo lugar a la demanda y quedó que no se podía fumigar en las distancias antes mencionadas, hasta que el Poder Ejecutivo no dispusiera de un decreto, porque lo que decía aquella sentencia es que no había regulación legal. El Ejecutivo, fundado en estudios técnicos, emitió un decreto y estableció distancias menores, que eran de 100 y 500 metros, respectivamente. Contra este nuevo decreto, hubo un amparo, insistiendo en las distancias de la primera sentencia y nosotros lo apelamos. ¿Como está hoy la situación legalmente? El decreto está vigente, porque la sentencia no está firme. Creo que no se puede discutir en un amparo, una cuestión que pone en jaque la economía de la provincia a este nivel, como tampoco estoy de acuerdo que soslayemos el tema de la salud. Creo que hay que hacer más estudios…

– Hace poco nos visitó un agricultor de Alemania y comentaba que allá cultivan al lado de las casas, pero son muy exigentes en el tema del control y en el castigo a quien no cumpla con las legislaciones: ¿Falta eso en Argentina?

– La provincia tiene casi 7.000.000 de hectáreas en total, de las cuales, la superficie cultivable está en los 2.500.000. No se puede controlar todo, porque el Estado debe tener 20 ó 30 personas que hacen ese trabajo. Por eso, es muy importante el autocontrol de parte del productor y de los ingenieros agrónomos…

– ¿Qué pasaría si queda firme la sentencia?

– Si se dicta una resolución declarando inconstitucional el decreto, habrá que hacer otro y esforzarse más…

Tierras fiscales 

 

– En su gestión, se recuperaron muchas tierras fiscales e islas para la provincia, ¿se pudo avanzar tal lo previsto?

– Tenemos unas 500.000 has. en islas y hemos recuperado la mitad de lo que perdimos en su momento. Las mismas se dan en préstamo y uso a través de la Dirección de Tierras Fiscales a productores, a cambio de un cannon. Todo ese territorio es apto para hacer ganadería con pasto. Y también para la producción de miel. No se siembra porque el régimen de inundaciones no permitiría hacerlo tampoco…

 

Sumarios administrativos  

 

– ¿Hay muchos sumarios administrativos internos en los que interviene la Fiscalía?

– Tenemos 2 funciones: por un lado, la representación del Estado en los juicios, desde una mala praxis en un hospital, que puede ser un caso de responsabilidad estatal; juicios laborales, discusiones sobre el tema jubilatorio. Pero además tenemos el control de legalidad de la administración pública. Cuando el gobernador tiene una duda o cuando hay discrepancia entre los abogados de los servicios jurídicos de los ministerios o cuando el caso es muy relevante, va a la Fiscalía de Estado. En cuanto a las faltas de los agentes de la administración entrerriana, que entre docentes, policías, salud y demás, son unos 90.000, la autoridad donde revista el infractor tiene que ordenar un sumario administrativo y se le otorga el derecho de defensa a la persona, para que se defienda de la imputación. En ese sentido, al gobernador Bordet no le ha temblado la mano en disponer las sanciones que la Fiscalía aconseja a partir de los sumarios realizados…

– Además es vicepresidente del Foro de Fiscales del país, ¿qué significado tiene para Entre Ríos y para usted?

– Cuando hay disputas entre el estado nacional y las provincias, ahí es donde más actividad tiene este Foro. Nos reunimos y debatimos cada uno de estos temas. Lo otro es la capacitación: la abogacía requiere que uno esté al máximo en la actualización…

 

Economía argentina 

 

– ¿Cómo ve la situación general política y económica del país?

– Esta opinión la doy como un ciudadano más y no como Fiscal de Estado: veo que el gobierno nacional no acertó en lo que es la política económica, porque tomaron decisiones, como el pago de $ 25.000.000.000 al contado a los “Fondos Buitres” en 2016, porque nos decían las altas autoridades que con eso, íbamos a acceder a créditos internacionales, con tasas al 5%, por lo que valía la pena hacer ese esfuerzo. Pero resulta que no vino ningún crédito al 5%. Hoy en el presupuesto nacional, en importancia, el segundo gasto es el interés de la deuda. Nos pasa como en épocas anteriores, que nos estamos “desangrando”. Nos llevan a un ajuste, a que las empresas estén todos los días corriendo atrás de los bancos, viendo cómo hacen para cumplir con las obligaciones. Ni hablar de la inversión, que es inexistente… El empresario que quiere invertir, va al banco y tiene tasas de interés del 60%, 70%, 80%, que son inviables e imposibles…

– El mayor reclamo de los privados es por la presión tributaria…  

– Y va a ser más, porque hay una férrea vocación a nivel nacional de recaudar. Creo que los mismos funcionarios del gobierno se dan cuenta que así, no se puede. Quien salga electo en octubre, tiene que hacer un replanteo de la política económica que se está implementando en Argentina…

– ¿Se podrá hacer legalmente un replanteo después de haber firmado con el FMI? 

– Tienen que reformularse los acuerdos, porque el país no puede sostenerse en esa línea. Argentina tiene una clase media fuerte, que no va a resistir más retroceso. ¿Cuánto perdimos el año pasado de salario real…? La inflación fue arriba del 40% y los convenios de los salarios, del 25%. ¿Y va a haber otro ajuste? Eso lleva al empobrecimiento, a la disminución del poder adquisitivo y a que caiga el consumo. La industria no puede estar funcionando al 50% de la capacidad instalada. En 2001, se salió con una devaluación brutal, un default y después con gestiones de gobierno que intervinieron la economía. El FMI tendría que acordar con Argentina, “repactar” los plazos, como lo haría cualquier banco que no le interesa destruir a sus clientes. Pero lo tiene que hacer un gobierno legitimado electoralmente…

– ¿Y cómo es la situación de Entre Ríos en este contexto?

– Entre Ríos es una provincia que administrativamente y financieramente se ordenó mucho. Si no fuera por el problema del sistema previsional, tendría una situación superavitaria, es decir recauda más de lo que gasta, a pesar que tiene a su cargo el sistema educativo, la UADER, el sistema de salud… En el punto de vista sanitario, está mucho mejor que Buenos Aires, por ejemplo; en seguridad estamos mejor que otras provincias, como Santa Fe…

– ¿Cómo se va a resolver el déficit de la Caja de Jubilaciones?

– No alcanza la recaudación en aportes y contribuciones para financiarlo, pero a pesar de ese déficit, igual el gobernador la ha ordenado. El año pasado, Entre Ríos no tomó nueva deuda y hasta hoy, no está programado un endeudamiento inmediato. Hay que ver cómo se comporta la recaudación nacional, porque en Entre Ríos, el 70% proviene de impuestos nacionales, de Ganancias, IVA y el resto son impuestos provinciales. Si la Nación se acomoda, Entre Ríos avanza…

– El gobernador ha tenido una buena relación con Macri…

– Ha sido muy madura la relación entre el presidente y el gobernador, con la intervención del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, un hombre inteligente, que ha logrado estos pactos fiscales, que tuvo otra mirada y una actitud mucho más federal…

 

Cruces con el Poder Judicial

 

– En ocasiones el Ejecutivo tuvo cruces con el Poder Judicial; u opiniones encontradas con el titular del Superior Tribunal de Justicia, Emilio Castrillón… ¿Cómo calificaría la relación?

– Estoy acostumbrado a que pase eso entre los poderes. Es natural que haya conflictos. El sistema democrático lo permite y así debe ser, que esos conflictos se resuelvan con los códigos y con el derecho de defensa en la mano… He tenido muchas más que con Castrillón, en su momento cuando Montiel era gobernador, que había emitido una serie de bonos federales por decreto. Yo era legislador y estuve en contra, por más que era radical y que me costó la desafiliación… No podía emitirlos de esa manera, porque la autorización la tenía que dar la Legislatura y esa era mi función…

 

Elecciones 2019

 

– ¿Tiene alguna opinión sobre qué pasará en las elecciones de este año en la provincia y el país?

– Tengo que ser cuidadoso en mis opiniones, porque soy Fiscal de Estado, pero como ciudadano pienso que la situación nacional en las elecciones para gobernador, siempre juegan. En 1983, Alfonsín casi que empujó a que Montiel fuera gobernador a Entre Ríos; en 1999, la alianza de De la Rúa empujó a que Montiel sea gobernador nuevamente. En ese marco, mi impresión es que en esta nueva contienda electoral, Bordet, que tiene el discurso de haber gobernado la provincia en forma ordenada, acomodado las finanzas, siendo un hombre moderado, con buena relación con el gobierno nacional y por el otro lado, un representante del gobierno nacional (Atilio Benedetti) que le va a costar mucho remontar la situación de la economía. Lo que veo es que el ciudadano termina eligiendo, lo que está viviendo en el día a día, para bien o para mal y así como el 2015 fue un buen momento para Cambiemos, este no es un buen momento para el gobierno nacional. Pasó en San Juan el fin de semana…

– Una reflexión final…

– Como Fiscal de Estado, te quiero felicitar (a F. A. Huck) porque vos podrías estar haciendo otras cosas en la vida y sin embargo, insistís en la producción, en la inversión, ahora en la construcción de otro estudio de televisión, con amor por la provincia… Y una provincia se construye con personas así, en todo eso tenemos que insistir…

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here