Conmoción en Nogoyá: Allanan un convento tras denuncia por monjas torturadas y desnutridas

allanamientoEl convento católico de las Carmelitas Descalzas, ubicado en Nogoyá, fue allanado este jueves 25 de agosto, luego de una denuncia periodística, encontrándose «ciertos elementos de tortura y autoflagelación» como látigos y silicios. El fiscal que lleva adelante la causa, Federico Uriburu, detalló que la superiora del lugar «resistió el ingreso de los funcionarios judiciales y policías, que tras unos minutos lograron forzar una puerta». Al ingresar «no hubo necesidad de revisar cada cuarto, porque se aportaron en forma voluntaria una cantidad de silicios y látigos, pequeñas fustas de unos 40 centímetros».

En una habitación se halló una «gran biblioteca, con numerosos libros de teología y religión, pero no hay manuales o libros sobre la instrumentación de prácticas de tortura», resaltó Uriburu y precisó que las internas fueron revisadas por el médico de policía, pero de manera «muy superficial».

«Hay castigos permanentes. Es habitual el uso del látigo y el cilicio para autoflagelarse. Hubo casos de desnutrición y existe una estricta prohibición de hablar de lo que sucede», sostuvo la publicación de la revista Análisis sobre el particular, que motivó este allanamiento. Incluso se denunció que varias de las ex monjas están con tratamientos psicológicos por las secuelas que tuvieron.

El fiscal confirmó que «la investigación comenzó de oficio y en caso de acreditarse el delito, es de privación ilegítima de la libertad agravada» y explicó que «por el momento, no se prevé la detención de ninguna persona».

El jefe departamental, Comisario Mayor Eduardo Stopello, en declaraciones radiales, destacó que cuando se apersonaron en el lugar entraron por una primera puerta sin inconvenientes, pero al llegar a una segunda, encontraron resistencia por parte de las religiosas, por lo que tuvieron que romperla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.