Confesó que vendió chalecos antibalas «truchos» a sus compañeros policías

En el grupo de WhatsApp «Adicionales solamente», el funcionario policial de Paraná Ulises Taborda, ofertó chalecos antibalas para sus compañeros del 911 y hubo tres que le compraron a distintos precios.

Hasta que un día se detectó que un chaleco de la sala de armas estaba roto y todas las miradas apuntaron a él, donde el hecho fue investigado internamente y Taborda fue denunciado ante la Justicia.

Se pudo comprobar que fabricaba en su casa los elementos de seguridad que no servían como tales y se los vendía a otros policías, a quienes ponía en peligro por lo vulnerable de los mismos.

Con varias pruebas en su contra, el policía confesó el hecho y prefirió acordar una pena en un juicio abreviado y aceptó cumplir dos años de prisión condicional, donde además afronta un sumario en la Policía de Entre Ríos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.