Con nuevos productos turísticos, la Costa del Paraná busca atraer más visitantes

Robledo [1600x1200]Estuvo en el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, el coordinador turístico de la Costa del Paraná del Gobierno Provincial, Javier Robledo,quien en diálogo con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador, analizó los resultados que dejó el pasado “fin de semana largo” y comentó sobre los primeros días de las vacaciones invernales, para las cuales se tiene grandes expectativas. El funcionario también habló de lo que le hace falta turísticamente a esta parte de Entre Ríos, en comparación con la costa del Uruguay, la cual está más desarrollada en ese rubro. Al respecto, dijo que “por ejemplo, Colón cuenta con una historia de no menos de 50 años en turismo, impulsado por la creación del Parque Nacional Palmar, que fue el motor del desarrollo y acompañado de otra fuerza que tuvo esa región, como lo es el Palacio San José, que los fue potenciando. De ahí en más, innovaron y crecieron. Por su parte, la Costa del Paraná tiene características distintas, un río exuberante, amplio, que ofrece como producto la pesca, que es atractivo e interesante, pero estamos en otra instancia. Es mucho más nuevo el auge turístico, igualmente hay muy buenas ofertas, que debemos explotarlas y mostrarlas”.

– ¿Están preparados los municipios de la Costa del Paraná para crecer turísticamente?

– En estos últimos años hubo avances. Anteriormente, se veía a los municipios de la zona en competencia entre ellos, desplegando proyectos de manera solitaria y no trabajaban como socios estratégicos, pero eso ha cambiado. Hemos propuesto la realización de talleres de integración y de convivencia entre las distintas direcciones, para que sus funcionarios se conozcan y articulen más. Cuando hablamos de la costa del Paraná, hacemos referencia a todas las ciudades costeras, desde La Paz hasta Victoria, incluyendo también a Libertador San Martín y Crespo. Dentro de esta costa, tenemos la “Micro-región Paraná y sus Aldeas”, comprendida en un triángulo entre la capital provincial, Diamante y Crespo, donde próximamente se ubicarán 30 carteles y señalizaciones para una mejor identificación. Con las localidades que la conforman, deberemos trabajar en la unificación de la información, en llegar más las redes sociales…

– ¿Cuál sería la meta a cumplir?

– Retener la mayor cantidad de tiempo posible al turista dentro de la micro-región y en la Costa del Paraná. Para eso, necesitamos generar ofertas permanentes. Hay destinos que tienen potencial, pero que deben fortalecerse. Sabemos que el turismo es generador de ingresos económicos y creador de puestos de empleo. En Crespo estamos realizando un trabajo en conjunto con el municipio, que tiene que ver, con un futuro “circuito turístico industrial”, que esta costa no lo tiene. Sería una experiencia parecida a la de San Carlos (Santa Fe) con la cristalería. Hay muchos turistas que van para conocer acerca del proceso del cristal y en Crespo por ejemplo, tenemos la elaboración del huevo en polvo, en Tecnovo, cosas que se pueden mostrar. En esta zona tenemos el río, está el Parque Nacional Pre Delta de Diamante y se pueden incorporar otras aristas, orientadas al turismo estudiantil e industrial.

– ¿Todas las localidades de la Costa del Paraná tienen su área de Turismo?

– Algunas lo tienen y otras no, como el caso de las Juntas de Gobierno, cuyas autoridades también tienen mucha decisión de acompañar. El pasado fin de semana se realizó el Encuentro de Citroën y visitamos algunas localidades, como Aldea Spatzenkutter. El ministro de Turismo, Adrián Fuertes, nos ha pedido que innovemos con nuevos productos y que incorporemos a los pueblos chicos. Días pasados estuvimos en Costa Grande, donde se puede diagramar un circuito sobre la producción de miel y huertas orgánicas. Estamos en una región donde el campo tiene una presencia fuerte, pero no explotado desde el punto de vista turístico.

 

Recuperación tras inundaciones

 

¿Hay signos de recuperación turística, luego de las inundaciones del verano?

– El turismo no pasa por el mejor momento en la Costa del Paraná, luego de venir de una gran inundación y por el deterioro que ha dejado la misma en las playas y campings. Se está reconstruyendo, el problema es que durante esa temporada, la gente no pudo venir y se perdieron ingresos económicos y puestos de empleo. Paulatinamente se está saliendo y trabajando para que esté todo en condiciones en el próximo verano. Son cosas que tienen que ver con la naturaleza, que no se pueden manejar. Las direcciones de Turismo siguen tratando de generar eventos y dentro de lo que pasó, que muchas localidades hasta fueron afectadas por movimientos de tierra en sus barrancas, como ocurrió en Santa Elena, buscan la creatividad para ver qué otras cosas se pueden ofrecer.

– Los carnavales han sido otra vez un centro de atención… 

– Sí, en Hasenkamp, Santa Elena, Strobel, Federal, Victoria, La Paz, Paraná, que tienen características distintas a los de la Costa del Uruguay. No nos vamos a comparar con los Gualeguaychú, pero el fin de semana de carnaval la gente viene y tiene en 350 km distintas opciones.

– ¿Qué le gustaría concretar o propiciar como coordinador turístico provincial?

– Este impulso que le estamos dando a esta costa, tiene que ir acompañado de infraestructura e inversión. Lo importante es que todas las localidades están unidas en esta tarea. El objetivo es que la gente recorra la región y estamos convencidos que al generar nuevos productos, vamos a tener una Costa del Paraná mucho más seductora para los visitantes. En ese marco, se necesita capacitar cada vez más al personal de las direcciones de Turismo y también en mejorar en otros aspectos, como en gastronomía, hotelería y demás servicios. Hay muchos que se incorporan a trabajar y no son profesionales. Es ahí donde como Ministerio de Turismo estamos presentes y tratando de acompañar.

 

74% de ocupación

 

Más del 74% de las plazas hoteleras con las que cuenta la provincia estuvieron ocupadas entre el viernes 8 y sábado 9 de julio, de acuerdo al relevamiento que efectuó el Ministerio de Turismo de Entre Ríos. Se trata de una cifra que vuelve a marcar buenas perspectivas para el sector turístico entrerriano, ya que fue un fin de semana largo de características singulares, próximo a las vacaciones invernales que se iniciaron el lunes en la provincia, pero que recién comenzarán el 18 en distritos como Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de donde proviene la mayoría de los visitantes que llegan a Entre Ríos.

El gran movimiento turístico se percibió con claridad en los ingresos a la provincia. Por el puente Zárate-Brazo Largo entraron entre el jueves y el viernes más de 27.000 vehículos, en tanto que por el Túnel Subfluvial Uranga – Silvestre Begnis ingresaron en el mismo período más de 11.000 rodados y por el Puente Rosario – Victoria, casi 17.000.

Los datos relevados por el Ministerio indican que el movimiento económico generado por el turismo durante el fin de semana largo alcanzó los $ 79.070.000, teniendo en cuenta una estadía promedio de 2,5 noches de pernocte, una erogación promedio por persona de $ 630 diarios y sin considerar los gastos de traslado. A nivel nacional, según estimaciones privadas, al menos 1.000.000 de personas salió de viaje durante el fin de semana largo anterior, realizando un gasto promedio directo de $ 1.740.000.000 en las ciudades que forman parte del turismo nacional en esta época del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.