Cómo superar una crisis en la relación de pareja

0
0

Dentro de la psicología, las prácticas de Psicoterapia Sistémica Relacional (PSR), han aumentado notoriamente en el último tiempo. El Observador dialogó con el Dr. Fernando González Cati, Lic. en Psicología y especialista en terapia de pareja, quien explicó los motivos por los cuales muchos matrimonios o quienes se encuentran en una relación sentimental, recurren a estas herramientas de ayuda psicológica. “Todas las parejas tienen crisis, malos momentos y tropiezos. De cómo transiten estos procesos podrán o no recuperar el amor y es aquí donde puede prestar colaboración la terapia de pareja. Ir a este tipo de sesiones de a dos, ya es una clara tendencia de que se intenta reconstruir la unión. Cada vez son más las parejas que llegan a mi consultorio para hacer terapia, por variados motivos: insatisfacción, infidelidad, enfermedad de uno de los miembros, dificultades sexuales, mala comunicación, separación o maltrato. Si la pareja no ha podido encontrar soluciones por sus propios medios, es importante pedir ayuda a tiempo a un terapeuta especializado. También acuden mucho las parejas más jóvenes, para consultar o comenzar a trabajar antes de que la crisis los desborde. El origen social de los consultantes es amplio, al igual que el nivel de educación y sus posibilidades económicas. De acuerdo a mi experiencia, un abanico de edades forman parte de las terapias. Los extremos están marcados por parejas de adolescentes entre 18 y 20 años y de adultos, mayores entre 70 y 80 años. Por lo general, existe una marcada concentración de consultas entre los 30 y los 60 años. La terapia puede ayudar tanto a unir la pareja como a separarse definitivamente, pero en mejores términos, es decir, sin discusiones con picos altamente estresantes”, indicó el profesional.

Respecto al campo de aplicación de la PSR, González Catti expresó: “La terapia sistémica es una modalidad psicoterapéutica centrada en las dificultades de relación que presentan las parejas. En la misma no se ignoran los problemas individuales de cada uno, sino que se focaliza también en aquellos que se vinculan con la relación y en los conflictos personales que impactan en dicho vínculo. Muchas personas acuden a la consulta psicológica por dificultades de pareja que producen malestar físico y psicológico a sus integrantes. En algunas ocasiones, el conflicto también interfiere en la dinámica familiar. Hay que tener en cuenta que la separación marital y el divorcio pueden ocasionar un impacto negativo sobre la salud integral de los adultos y de los niños. La terapia de pareja tiene como objetivo, reducir la incidencia de los problemas de la relación y en caso de ruptura de la unión afectiva, disminuir sus efectos negativos”.

Acerca de los objetivos que tiene esta herramienta terapéutica, el psicólogo enumeró: “Las dificultades y fracasos conllevan un alto grado de sufrimiento, por ello la terapia de pareja es una forma importante de acompañar y ayudar a quienes enfrentan problemas durante su relación. Sirve para intentar resolver los inconvenientes psicológicos o emocionales que presentan las parejas. Estos inconvenientes son frecuentes, dado que al conformarla, cada uno de los miembros proviene de un medio familiar y social diferente, además de haber vivido experiencias distintas previas a la unión. En este tipo de terapia se trabaja con ambos miembros de una pareja, para enfrentar esas dificultades. Se busca crear un espacio de reflexión, confianza y comunicación que les permita reconocerlas y enfrentarlas con sus propios recursos y fortalezas. Para esto, es necesario que ambos estén de acuerdo y motivados en llevarla adelante”.

En alusión a la metodología y dinámica de las consultas dentro de la rama de PSR, el licenciado en psicología expresó: “La duración de una sesión es variable, dependiendo del problema que se trate. El promedio es de una hora, pudiendo fluctuar entre los 45 minutos y la hora y media. Respecto de la función del terapeuta, no es un árbitro ni un juez que decide qué es lo mejor para sus componentes. Durante las sesiones se intentan esclarecer los mensajes verbales o no verbales que producen conflictos y mejorar la comunicación entre ambos, poniendo de manifiesto las diferentes maneras de pensar, de sentir y de actuar que cada uno tiene. Se puntualiza en los sentimientos de culpas, los resentimientos u ocultamientos con respecto a los verdaderos pensamientos, para que con el conocimiento de sí mismos y de la relación que adquiere cada uno durante el transcurso de la terapia, finalmente la pareja asuma la responsabilidad de tomar sus propias decisiones. El psicólogo no encuentra soluciones, pues su función es facilitar los medios para que la pareja las encuentre por sí misma, además de guiarla en su puesta en práctica. Se utilizan intervenciones eficaces y se brindan las herramientas necesarias para reducir el malestar y posibilitar el mejoramiento de la relación”.

Numerosos beneficios ofrece la aplicación de la Psicoterapia Sistémica Relacional, entre los cuales el Dr. González Cati señaló: “Se puede favorecer la cercanía y la intimidad. Fortalecer el apoyo mutuo en épocas estresantes, para llegar a resolver conflictos y reducir el distanciamiento emocional. Este procedimiento, se dirige a mejorar la relación contribuyendo con el bienestar de ambos miembros de la pareja a corto y largo plazo. En este sentido, uno de los principales inconvenientes para quienes asisten es manejar las diferencias y aprender a discutir con la otra persona. Saber qué se puede decir y cómo. Qué cosas callar, porque produce daño y no resuelve el problema. En suma, la terapia de pareja, sirve para intentar aprender a plantear problemas que lleven a soluciones y no a discusiones inútiles. En algunas ocasiones, en el curso de la terapia un miembro de la pareja o ambos deciden que lo mejor es la separación y entonces se modifican los objetivos del tratamiento, para lograr que la misma sea de la mejor manera posible. Para las uniones que desean continuar, se reconstruye el vínculo emocional y psicológico, tratando de cambiar comportamientos y buscando desarrollar los medios necesarios para poder convivir y así disfrutar de la relación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here