Cómo afectaron los excesos hídricos a trigos y otros cultivos en Entre Ríos y el resto del país

0
0

lluviasUn informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires confirmó que casi 300.000 hectáreas sembradas con trigo (el 8% del área nacional) se vieron afectadas producto de las inundaciones que se registraron en los últimos días en las provincias de Buenos Aires y Santa Fe. “Si bien la superficie en riesgo es significativa, aún no se puede precisar la magnitud económica del daño provocado por los excesos hídricos, dado que hay productores que aún no pudieron volver a los campos”, los que progresivamente fueron regresando a partir de esta semana.

Por su parte, el Sistema de Información de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos evaluó la situación provincial, donde si bien no se registraron inundaciones, hubo importantes excesos hídricos, los que también pueden llegar a complicar la situación a futuro, en el caso de que sigan las abundantes precipitaciones. Las zonas bajas del sudeste entrerriano fueron las que se vieron más condicionadas para la evacuación de los excesos, expresando la BCER que “es razonable esperar que durante los días que restan del mes, gran parte del territorio tenga sobreoferta hídrica, que han provocado las lluvias de la primera parte de agosto”.

Si bien dicha situación pluvial debe ser tenida en cuenta por los productores que tienen que decidir las estrategias para la “campaña de gruesa”, es menester considerar que la época del año facilita mucho la generalización de estos excesos. “A medida que nos adentremos en la transición estacional y las temperaturas medias comiencen a crecer, los procesos de condensación que generan coberturas de nubes bajas y nieblas, pierden eficiencia. En consecuencia los períodos de estabilidad seguramente serán acompañados por una mayor tasa de insolación, moderando el efecto perjudicial de los excesos hídricos” remarcan desde la entidad cerealista.

En cuanto a la situación de Crespo y zona, uno de los asesores técnicos de La Agrícola Regional Cooperativa Limitada, Ing. Leandro Ulrich, expresó a Canal 6 ERTV que “las lluvias registradas a mediados de este mes fueron excesivas, el perfil fue saturado de humedad y durante varios días no se pudieron realizar muchas labores, más que de pulverización. El estado del poco trigo que se sembró es medianamente bueno y en cuanto a maíz, las perspectivas de implantación son muy pocas, fundamentalmente por cuestiones económicas, que es el principal factor a la hora de elegir qué sembrar. Sí creemos que el productor se inclinará por la soja, que es el cultivo que hoy por hoy tiene rentabilidad, aunque igualmente baja”. El profesional aclaró que “en nuestra zona, donde hay mucho desarrollo de avicultura, se sembrará maíz, ya que se usa para el alimentos balanceado, pero en otras regiones, donde exclusivamente se dedican a la agricultura, no se van a inclinar por ese cultivo”.

– Con el exceso de humedad, también aparecen enfermedades en el trigo…

– Sí, las condiciones para la aparición de las enfermedades en trigo están siempre latentes y tiene mucho que ver el cultivo antecesor. Si el lote tuvo ese mismo cereal en la campaña pasada, es probable que aparezcan algunas enfermedades, como “mancha amarilla”, que ya se están viendo en algunos casos…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here