Círculo Médico advirtió que sancionará a profesionales que firmen con PAMI

Médicos alertaron que podría resentirse la atención de los jubilados afiliados del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI) a partir del lunes próximo, después que quede sin efecto el convenio que regula la actividad de los médicos de cabecera.

La obra social decidió rescindir el convenio prestacional que rige desde 2004, y en el que actúa como intermediario el Círculo Médico de Paraná, a partir del 17 del actual. La idea del organismo es evitar la intermediación y contratar directamente con cada profesional.

El Círculo Médico, que resiste la medida del PAMI, dijo que la rescisión “daña severamente la relación médico-paciente y el principio básico de la libre elección del médico por parte del afiliado, que ha caracterizado históricamente la modalidad de la atención médica”.

Y adelantó que de no hallarse una solución y persistir “la posición intransigente” de la obra social de los jubilados, se “pone a los afiliados en situación de incertidumbre en cuanto a la cobertura médica” luego de que quede sin efecto el acuerdo.

El Círculo Médico de Paraná dio un mensaje directo a sus asociados, y advirtió que aquellos profesionales que resuelvan actuar por fuera de la entidad, y firmar convenio individual con el PAMI van a ser sancionados.

Sucede que el Círculo se declaró en estado de “conflicto gremial” con la obra social de los jubilados, y reafirmó que “todos los convenios prestacionales que se suscriban deben contemplar el principio básico de la libre elección. Y garantizar la actividad del primer nivel (ambulatorio) a todos los profesionales del departamento Paraná”.

En ese marco, no autorizó a sus asociados a suscribir “individualmente” un convenio con PAMI; y en el caso de que algún médico decida hacerlo, se considerará esa actitud como “falta gremial grave”, y se elevará el asunto para que sea resuelto por el “Tribunal de Honor”.

Daniel Solari, titular de la Asociación Médicos de Cabecera, dijo que hasta ahora las posiciones de ambas partes se mantienen firmes, y que en caso de que no haya vuelta atrás por parte del PAMI no pueden garantizar qué ocurrirá con la atención de los jubilados a partir del domingo próximo.

De todos modos, negó que exista ya una posición tomada al respecto por parte de los médicos de cabecera. “Sabemos que el convenio se termina este sábado, pero no sabemos qué va a pasar después. Eso se está analizando”, apuntó a El Diario.

El PAMI apuesta a conseguir el número de profesionales suficientes, y promete que no habrá marcha atrás con el cambio ya anunciado. Y para eso ya comenzó con el reempadronamiento de los 39 mil afiliados que tiene en el departamento Paraná para reasignarlos a los profesionales que decidan sumarse al nuevo esquema de médicos de cabecera.

Hasta fin de año, los jubilados podrán optar por un nuevo médico de cabecera, o por una clínica, donde habrá más de un profesional atendiendo; si no lo hace, el PAMI lo hará compulsivamente, y dentro de los seis meses siguientes le dará la opción de elegir. La expectativa es que el nuevo sistema comience a regir desde el 1 de enero próximo.

En la obra social dicen que ya tienen la decisión firme de una treintena de profesionales dispuestos a firmar el acuerdo, y aún cuando hoy son 150 los médicos que están contratados, con 50 el sistema puede funcionar sin inconvenientes. Dicen que el cambio reportará la eliminación del cobro de plus, y una atención más rápida a los pacientes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.