Cigarrillos: Cada vez más mujeres se incorporan a este costoso y mortal vicio

El consumo de tabaco causa anualmente la muerte de más de 40.000 personas en Argentina, país donde el 25% de la población adulta fuma, lo que representa una de las prevalencias de adhesión a este vicio más altas de la región.

Desde la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria informaron a El Observador que va creciendo el número de mujeres que adquieren este peligroso vicio, “por lo que ya se observa que las adolescentes fuman 1/3 más que los jóvenes”. Por otra parte, “la población en situación de mayor vulnerabilidad fuma un 25% más que la de altos ingresos”.

En el mundo, la tendencia a considerar el tabaquismo como una enfermedad ha empujado a los fabricantes de cigarrillos a diseñar nuevas formas de consumo. “Ha surgido así, el ‘cigarrillo electrónico’ y recientemente el iQOS, de amplia difusión en Europa. El primero, prohibido por el ANMAT, se vende libremente y ha instalado la controversia entre los expertos sobre si es necesario regularlo como un producto del tabaco y así poder controlarlo o prohibirlo, pero dando al organismo correspondiente poder de inspección y sanción” señalan desde la AAMR.

“Desde hace varios años contamos con leyes municipales, provinciales y una nacional que protegen del humo de tabaco de segunda mano. Esta cobertura es dispar en nuestro territorio y su cumplimiento es discutible” señala la Asociación y expresa que “la legislación es fundamental para el control efectivo, pues institucionaliza y hace vinculante el compromiso de un país con dicho control”.

En el informe, para el cual se contó con el asesoramiento de la Dra. Rosa Estevan (MN 71.502), coordinadora de la Sección Tabaquismo y Epidemiología de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, se señala que en el país, “existe un instrumento legal, el Convenio Marco de Control de Tabaco (CMCT) de la Organización Mundial de la Salud, vigente desde febrero de 2005, que es el primer Tratado Internacional de Salud Pública, que establece un paquete de medidas eficaces y costo-efectivas para controlar la epidemia de tabaquismo. Argentina, aún no ha ratificado ese tratado. A la fecha, 181 países lo han hecho, siendo el nuestro uno de los pocos que, a pesar de haberlo firmado en 2003, no lo ha ratificado”. En ese marco, el próximo 31 de mayo, la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria presentará en el Senado una declaración conjunta con el Ministerio de Salud de la Nación, otras sociedades científicas y ONGs, solicitando su inmediata ratificación.

“El CMCT es considerado un indicador específico de cumplimiento de los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y del Plan Global para reducir las Enfermedades Crónicas No Transmisibles y provee herramientas para aumentar la transparencia del Estado y contrarrestar los intentos de la industria tabacalera de socavar o desvirtuar las políticas de control del tabaco. La ratificación es un requisito para dar cumplimiento a las metas de desarrollo y contribuir a reducir la pobreza”. 

Cada año, el tabaco provoca a nivel mundial la muerte de más de 5.000.000 de personas y de seguir así, en 2030 será el responsable del fallecimiento de 8.000.000. De ese total, aproximadamente el 80% se producirá en países de ingresos bajos y medios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.