Chemes: “Se le está dando un golpe letal al mediano y pequeño productor”

0
1

ChemesEl presidente de la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos, Jorge Chemes, dijo a El Observador, que está preocupado por el presente del sector agropecuario y mencionó que los últimos encuentros que tuvieron con las autoridades nacionales, “dejaron resultados sumamente negativos. El gobierno tiene un diagnóstico diferente al nuestro, maneja otras cifras y tiene objetivos distintos. Se hacen los distraídos con el supermercadismo y con la industria y todo ese peso que se ejerce para poder sostener o mantener los precios en las góndolas, cae siempre sobre las espaldas del productor, que en definitiva tiene que hacer frente a todos los aumentos de los costos de producción y a tener una rentabilidad negativa”.

El dirigente agrario entrerriano agregó que de no haber cambios “con esta situación se le está dando un golpe letal al mediano y pequeño productor, no hay ninguna duda que es así, porque es el que menos herramientas tiene para defenderse en estas crisis tan largas. Podemos hablar de los problemas que tiene el sector tambero, donde los tienen todos, los chicos, los medianos y los grandes, pero los 2 primeros, son los que menos accesos tienen a fuentes de financiación y a poder soportar tanto tiempo sin rentabilidad. Así, estamos viendo como van desapareciendo semana a semana tambos importantes, de 200 o 300 vacas, porque sus dueños obviamente buscan otra actividad para sobrevivir”.

– ¿Qué necesitan hoy los lecheros?

– En primer lugar, llegar a un precio rentable de $ 4 el litro de leche y si no logramos ese valor, será muy difícil sobrevivir, por más que nos ofrezcan créditos, porque si uno no tiene rentabilidad, no va a tener con que pagar los mismos. Sería solamente patear la angustia o la agonía hacia adelante.

– Desde el gobierno se teme que el aumento de precios, genera una escalada de los valores en góndola…

– Y si no se quiere llegar con aumentos de precios al consumidor, que es lo lógico, tendrían que empezar a rever cuáles son los márgenes que tienen los supermercados y la industria, que no son todas iguales. Hay que sentarse en una mesa a debatir y a ponerse de acuerdo. Los costos de producción se han disparado, la mayoría de los insumos se cotizan en dólares y no en el valor oficial, sino en el paralelo…

– En la última quincena de julio, mermó el valor promedio que paga a los productores la empresa internacional neocelandesa Fonterra, una de las empresas más importantes a nivel mundial del sector, generando incertidumbre en el mercado. ¿En cuánto afecta a Entre Ríos?

– La caída de precios siempre perjudica. Igualmente hay que recordar que nuestra realidad indica que el 90% de la producción de leche en nuestro país va al consumo interno, con lo cual la exportación es importante en los momentos en los que se inunda el mercado de leche. Las características de esta crisis tan larga que estamos viviendo, es que tenemos problemas de precios y sin leche. La exportación no estaría influyendo, porque toda la producción se está consumiendo básicamente en el mercado interno…

– ¿Habrá alguna medida concreta para las próximas semanas?

– Nosotros estamos agotando todas las vías de diálogo y las bases de cada entidad, dispondrán qué medidas se tomarán, pero la realidad es que no se puede seguir con esta agonía, ya que día a día se ve como los productores se van cayendo a pedazos y no pueden hacer nada para evitarlo. Hay economistas y analistas de primera línea dentro del gobierno, que saben perfectamente que lo que estamos diciendo es la verdad. Tienen un diagnóstico equivocado de lo que es el sector agropecuario y no vemos voluntad política para solucionar los problemas. Ellos quieren sostener los precios para el consumidor y no les importa para nada el productor, a pesar de que digan lo contrario, porque sino, saldrían hoy a ayudarlos, porque saben que esto en definitiva es un problema o una bomba que va a terminar estallando en el futuro, cuando lamentablemente el consumo aumente y no tengamos la materia prima. Nadie está buscando que el consumidor pague precios más caros, sí pretendemos que el gobierno analice toda la cadena. Y hay que recordar que todos los negocios que no son negocios para todas las partes, terminan mal.