Castellano: “Los ingresos en las estaciones de servicio no acompañan los aumentos de costos”

0
1

Según un informe de la Asociación de Fábricas de Automotores del país, existen casi 2.000 estaciones de servicio menos que hace 10 años, en las que había 6.157. Pese a esa reducción, por el momento no hay problemas para cubrir la demanda de los 9.000.000 de vehículos que circulan por Argentina. Esta semana, el presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines de la Región Centro, Raúl Castellano, dialogó con El Observador y contó sobre los problemas que está atravesando el sector y admitió que la falta de rentabilidad es uno de los principales inconvenientes a resolver a corto plazo.

– ¿En qué ayuda que haya liberación de precios de los combustibles?

– Nosotros celebramos la decisión del gobierno de dejar sin efecto el congelamiento de precios, ya que generan serios problemas a las estaciones, porque reciben un porcentaje sobre el precio de venta al público y si estos se mantienen sin variantes, la rentabilidad lógicamente se reduce, ya que los costos aumentan. Nos parece razonable que los combustibles sigan el mismo curso de aumento que el resto de los productos.

– ¿Tienen una estadísticas de cuántas estaciones de servicio cerraron en la Región Centro?

– No tenemos estadísticas en nuestra Federación, pero sabemos que muchas han cerrado, porque lo vemos todos los días. El año pasado estuvimos 5 meses con los precios congelados, al igual que en los 2 primeros de 2011 y como contrapartida, tuvimos que hacer frente a incrementos salariales del 35% o 36%. Esto ha generado problemas económicos y de rentabilidad que ha llevado al cierre de comercios del sector. Las decisiones que se toman en el sentido de congelar los precios no es lo deseable, pienso que debería haber una política más previsible, si no es con libertad que sea de otra manera. A nivel macro de producción, tenemos en nuestro país un problema crónico que es la falta de capacidad de refino. Sin dudas que habría que ver la forma de fomentar que las compañías hagan nuevas instalaciones, para tener una producción más amplia y evitar así los problemas de desabastecimientos que han aparecido en los últimos tiempos. Sabemos que son inversiones muy grandes, de miles de dólares y que llevan dos o tres años o más, pero que se necesitan hacer.

– Ante el cierre de cientos de estaciones y con un gran incremento del parque vehicular, ¿hacen falta más expendedores?

– Creo que con las estaciones que hay en el país, es más que suficiente para atender el consumo. Sí deberíamos tener un abastecimiento un poco más generoso, porque por más estaciones de servicio que haya, si no están bien abastecidas, los problemas van a ser los mismos.

– El uso de GNC se ha hecho más frecuente: ¿esto ha incidido negativamente en algún punto en las estaciones de servicio?

– Evidentemente el consumo de GNC crece porque la diferencia de precios es muy grande, se ha optado por este producto, pero no veo que haya un perjuicio demasiado grande hacia las estaciones que no lo tienen, porque asimismo el consumo de naftas se ha incrementado también en el país.

– ¿Existe alguna otra preocupación que tenga su Federación?

– Básicamente el problema de fondo es la rentabilidad, con los márgenes y los porcentajes que dan cada una de las compañías petroleras. Estamos en un proceso inflacionario, los gastos crecen permanentemente y los ingresos en las estaciones de servicio no acompañan el nivel de aumento de dichos costos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here