Caso del niño sanador. Padre Juan Frank: “Ahora Puiggari exige que salgan”

0
3

Bruno Gareis, el “niño sanador” de Boca del Tigre está siendo tema de debate en distintos sectores de la Iglesia, dado que en su oportunidad el monseñor Mario Maulión les solicitó que atendieran en un lugar que no fuera vinculado con las instalaciones dependientes de la Capilla de ese pueblo, para no comprometer al catolicismo. En los últimos días, se conocieron testimonios de sacerdotes que manifestaron haber recibido quejas por parte de sus fieles en cuanto al mensaje que transmite Patricia Gareis, en nombre de su hijo. Trascendidos indicarían que la Iglesia está en desacuerdo con las prácticas del menor.

Canal 6 y El Observador dialogaron con el Padre Juan Frank, quien afirmó que el nuevo Monseñor Juan Puiggari le exigió a la familia Gareis que culminen con la atención en la sala “Teresa de Calcuta”, donde está actualmente. En cuanto a los rumores que vinculan al niño sanador con prácticas malignas, el sacerdote expresó: “Oí rumores, pero yo no puedo creer que lo hayan difamado así. Hay muchas lenguas que lo difaman, como ocurre con todas las cosas. Como a mí me pasa con la función sacerdotal, que concurro a las casas ya sea a las 2 o 5 de la mañana y algunos lo interpreten mal. No soy yo el problema, sino la mente de quien piensa mal. Me duele, pero no lo cargo en mis espaldas, ¿qué voy a hacer? Entiendo que lo mismo sucede con esta familia que los tratan de curanderos. Además, en mi caso yo nunca dije algo en contra del curanderismo. Y sostengo: ‘Cristo apoya el curanderismo sano’. Si voy a una determinada persona cuando estoy enferma y cura, no cobra, esa es la verdadera persona que hace el bien. Yo nunca cobro, ni quiero recibir nada, porque la bendición de Dios baja sin plata”.

Con respecto a los antecedentes religiosos de la familia de Bruno Gareis, el párroco explicó: “Conozco a la mamá de cuando iba a catequesis, hace más de 20 años. Estuve en Seguí hace 25 años atrás y ella iba con los abuelos y sus papás. Ellos consiguieron que la familia Bernhardt les donara un terrenito, que es donde está la Capilla de Boca del Tigre. Después, la abuela del chico agregó en la parte de atrás una salita, con el fin de reunirnos por la legión de María que habíamos creado, de la cual ella era presidenta. A la vez servía para hacer reuniones de catequesis. Digamos que se impuso por cuenta de esa familia todo lo que hay ahí”.

En relación a la disconformidad de la Iglesia, Juan Frank manifestó: “Creo que fue el 20 de enero, que me llamó monseñor Maulión, para saber qué es lo que pasaba con respecto a esta familia y de ser posible que salgan de esa salita, para no contrarear las cosas de la Iglesia. Entonces le pedí a Maulión una audiencia para ellos. Cuando fueron hablaron con Bruno solo aparte, en una salita. Entonces monseñor dijo que procuremos encontrarle otra salita, pero que mientras tanto siga ahí. Y bueno, ahora Puiggari exige que salgan. El chico sigue curando, es una cosa privada, yo no puedo oponerme ni nada”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here