Carranza: “‘Clandestinizaron a los prostíbulos, los que siguen funcionando en forma encubierta”

1
4

Dana, EvaSegún el diccionario, “Prostíbulos” “son establecimientos en donde trabajan personas que mantienen relaciones sexuales a cambio de dinero”. Y “Trata de Personas” (en inglés human trafficking), es el “comercio ilegal de personas con propósitos de esclavitud reproductiva, explotación sexual, trabajos forzados, extracción de órganos, o cualquier forma moderna de esclavitud”. Con nuevas leyes, Entre Ríos emprendió la guerra contra los famosos prostíbulos “explícitos” que desde “añares” convivían con otras actividades en suelo entrerriano, cumpliéndose con una medida implementada por el gobierno provincial a la cual han acatado casi todos los municipios. La ley apunta a terminar con el funcionamiento de los lugares donde se ejerce la prostitución, con la seguridad de colaborar con la “Lucha contra la Trata de Personas”. Claudia Carranza, integrante de la Asociación de Meretrices de Entre Ríos, dijo a FM Libertad 98.3 que “más allá del cierre de los prostíbulos bajo distintas figuras, sostenemos que el trabajo sexual autónomo debe ser regulado. La medida aplicada no ha ayudado, porque la realidad es que ‘clandestinizaron’ a los prostíbulos, los que siguen funcionando en forma encubierta. Ahora bien, la trata de persona funciona en lugares no visibles y somos las primeras en denunciar esta grave problemática, pero muchos de estos lugares tenían la habilitación naturalizada desde los municipios. Desde nuestro lugar pretendemos que no haya la corrupción que existe en este ámbito. La persona que quiera trabajar de esta profesión autónomamente, sin explotación y sin trata, no está penalizada por ninguna ley en la Argentina”.

Sobre la postura del Estado de brindar contención social a las mujeres, Carranza sostuvo: “Nada de estas cuestiones ha sacado a ninguna compañera de la calle, no hay políticas claras e inclusión real. Una de las cuestiones que hemos pedido como organización es una audiencia con el gobernador en el mes de diciembre, cuando comenzó fuertemente el tema de los cierres en la provincia, pero lamentablemente no hemos tenido respuesta. Pretendemos exponerle cuál es la situación real de las compañeras y a la vez queremos conocer cuáles van a ser las políticas para las que quieran dejar de ejercerla, tener la certeza de la inclusión real que se le debe otorgar. Todos sabemos que la mayoría de las compañeras, son sostén de familia y tienen hijos. Además existen quienes quieren seguir ejerciendo esta actividad libremente y autónomamente. Esa política tiene que estar regulada, porque cualquier persona no puede ser trabajadora sexual, tiene que haber una capacitación, un respaldo, derechos y garantías lo cual le daría un marco regulatorio para que no funcione tal explotación como la trata de persona. En este marco estamos elaborando un proyecto de ley junto a legisladores. El trabajo sexual se debe ejercer sin que dañe la salud mental, física y social y en este sentido hay compañeras que lo ejercen autónomamente. Debido al cierre de algunos lugares, se ha salido a trabajar a la calle y ahí tendremos que empezar a actuar fuertemente. Somos un ente fundamental para este tema de la explotación y trata porque somos las veedoras. Al mismo tiempo reclamamos un respaldo, una garantía legal y política. Si bien podemos informar a las autoridades de lo que sucede, también debemos tener ciertos derechos para denunciar. Existe gente en el ambiente que tiene mucha impunidad y sigue sosteniéndose en este trabajo”, sostuvo. Finalmente ratificó: “Las trabajadoras sexuales necesitamos de una ley que nos garantice el derecho como sujetos y de garantías para trabajar libremente y autónomamente”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here