Cañete explicó cómo el IOSPER busca mejorar servicios y prestaciones

0
6

CañeteEl gobernador Sergio Urribarri recibió esta semana a los integrantes del nuevo directorio del Instituto Obra Social de la Provincia de Entre Ríos, con quienes acordó seguir trabajando en conjunto para fortalecer a esa prestadora de salud que cuenta con 300.000 afiliados. También conversaron sobre el avance de la obra del centro de medicina nuclear, que se está construyendo en Oro Verde, que tiene un avance del 25%. El nuevo presidente del organismo, Fernando Cañete, en diálogo con El Observador explicó que fue una presentación formal de las nuevas autoridades y destacó la decisión política del primer mandatario, de haber convocado a elecciones, para que los trabajadores sigan conduciendo el Instituto, a través de sus directores. El dirigente acotó que “si bien es cierto que uno venía desarrollando actividades dentro del IOSPER, es distinta la visión desde la presidencia. Hay responsabilidades diferentes, tratando permanentemente de resolver situaciones que pueden o no afectar a los afiliados”. Cañete acotó que “en las últimas semanas nos hemos reunido con la dirigencia de la Asociación de Clínicas y Sanatorios, con la Federación Médica de Entre Ríos, con el Colegio de Farmacias y con prestadores individuales. Mi impronta es hablar con todos los sectores, plantear cuál es la situación de la obra social y explicarles sobre la necesidad de trabajar en forma mancomunada”.

– ¿Tienen deudas con los prestadores?

– No, sólo había una deuda pendiente de internaciones que pasó a auditoría compartida. Allí, un auditor del médico profesional y el que determina el IOSPER, debaten sobre algunas prestaciones que pueden estar cuestionadas, se labra el acta y se debita o se acredita de acuerdo a lo que corresponda. El sistema de facturación que tiene el IOSPER es a meses vencidos, o sea, lo que se trabajó en julio se presenta en agosto y se cobra en septiembre. En ese sentido estamos cancelando las cuentas de acuerdo a las disponibilidades que tiene la obra social.

– ¿Qué cambios planea instrumentar?

– Hemos tomado a partir del 1 de agosto, una serie de medidas, que son indicadores de la dirección que vamos a ir tomando y que tiene como objetivo, hacer más ágil la atención. Una de esas acciones, es que las prácticas ambulatorias de baja complejidad, se pueden hacer ahora sin auditoría previa. Buscamos que el afiliado no tenga que esperar en las distintas delegaciones. Por ejemplo, una persona tenía una dolencia, iba al médico y éste por ejemplo, solicitaba una radiografía de tórax. El afiliado iba a la delegación, lo atendía el médico auditor, que lo autorizaba y después pasaba por el proceso de la caja. Hoy, como primera medida, obviamos el paso de la auditoría y la segunda etapa, que se instrumentaría antes de los próximos 90 días, será que el afiliado no tenga la necesidad de concurrir al IOSPER, sino que directamente vaya al prestador que va a realizar la práctica y éste emita la orden directamente. Esto hará que el afiliado no ande deambulando por distintos lugares. También avanzaremos en lo que son los tratamientos prolongados. Todos los meses, esa persona tiene que ir al médico para que se le recete el medicamento y concurrir al IOSPER para que se le autorice el mismo. En caso de tratamientos por 6 meses por ejemplo, con la primera visita a la delegación se le va a autorizar el resto de la atención y no será necesario que concurra todos los meses, como es actualmente y de manera automática va a tener la cobertura.

– ¿Existen todos los mecanismos para poder controlar las prestaciones?

– Si bien es cierto que el IOSPER ha invertido mucho en los sistemas informáticos y equipos, faltaba una política integral en toda la provincia en ese sentido. Desde que hemos asumido hemos estado reunidos con el área de Cómputos y se determinó que para el 31 de agosto, el mismo sistema informático que existe en Paraná se sociabilice y se unifique en toda la provincia.

– ¿Habrá un aumento en los aranceles?

Nosotros vamos a avanzar con políticas arancelarias en función de los aumentos que otorgue la provincia. Eso no implica que haya situaciones muy particulares que, desde el punto de vista técnico, se puedan discutir y de ese modo, lograr reacomodar algunos valores.